Internacionales
Martes, 15 de Febrero del 2011

A sus bebidas locales Coca-Cola le saca partido global

Con la esperanza de capitalizar el creciente interés en los métodos tradicionales de sanación de Oriente, Coca-Cola Co. ha comenzado a vender discretamente en Estados Unidos una mezcla de té, no endulzado, desarrollada originalmente para las jóvenes japonesas que se preocupan de su apariencia y salud.

El gigante de las bebidas seleccionó a Sokenbicha en 2009 de su línea de productos en Japón y lanzó sus ventas estadounidenses el año pasado en Whole Foods Market Inc., una cadena de supermercados de productos orgánicos.

 Al igual que la marca de jugos Odwalla, en las botellas de Sokenbicha no figura el nombre de la empresa matriz, Coca-Cola.

La compañía está apostando a que los consumidores busquen las botellas de US$1,99 como una alternativa al agua sin calorías y con sabor.

 “A veces los consumidores encuentran que el agua es un poco aburrida”, dijo Deryk van Rensburg, gerente general de la división de marcas emergentes de Coca-Cola, que supervisó el lanzamiento de Sokenbicha.

La compañía no ha dicho si expandirá la distribución de Sokenbicha, pero dijo que las ventas a través de Whole Foods han superado las expectativas.

Sokenbicha es una de las 14 marcas globales de Coca-Cola que generan ingresos anuales superiores a los US$1.000 millones, incluyendo a la propia Coca-Cola, Sprite y las marcas japonesas Georgia (café) y Aquarius, una bebida para deportistas.

Sokenbicha tiene en Japón un sabor levemente más amargo y es una mezcla de 15 ingredientes tales como hojas de níspero y granos de azuki, una pequeña legumbre roja cultivada en el Lejano Oriente.

 Coca-Cola reformuló la bebida para adaptarla al mercado estadounidense eliminando componentes exóticos que preocupaban a los reguladores. También modificó un poco el sabor para adaptarlo a los paladares de ese país.

 El nombre Sokenbicha —que en China significa “té refrescante y saludable para la belleza”— fue conservado para evocar sus raíces asiáticas.

Sokenbicha fue lanzado hace 17 años en Japón y lidera la categoría de mezclas de té en ese país, la cual representa alrededor de 4% del mercado nipón de bebidas no alcohólicas, que factura US$61.000 millones al año.

Coca-Cola y su rival PespiCo Inc. han estado trabajando por más de una década para diversificar su portafolio de bebidas en EE.UU. a medida que las ventas de sus marcas de gaseosas más emblemáticas se estancan.

La facturación de bebidas gaseosas en ese país ha retrocedido sostenidamente durante los últimos cinco años y bajó 2,1% en 2009, a 9.420 millones de cajas, de acuerdo con Beverage Digest, una publicación del sector.

En 2007, Coca-Cola creó una división de Marcas Emergentes para impulsar la innovación. La división compra participaciones en pequeñas empresas, crea nuevas bebidas y busca en todo el mundo otros mercados donde pueda vender productos de Coca-Cola.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email