Internacionales
Viernes, 17 de Diciembre del 2010

Aprobaron un proyecto de ley que complica a retailers en la ciudad de Buenos Aires

Se trata de una regulación que obligará a las firmas a tener estacionamiento y áreas de carga y descarga de mercadería propia.

En Argentina la Legislatura porteña aprobó una propuesta de proyecto para regular y ordenar el estacionamiento para clientes y las áreas de carga y descarga de mercadería en los comercios ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, lo que pone en una situación más que complicada a los autoservicios asiáticos y a los hard discounts como Eki y Día%.

El proyecto aprobado en la Legislatura obligará a todos los comercios de más de 100 metros cuadrados a tener un área específica para la carga y descarga de mercaderías, cuya superficie variará de acuerdo con la dimensión del salón de ventas. Para los comercios con entre 100 y 300 metros cuadrados de superficie de ventas, el requerimiento será tener un depósito de 30 metros cuadrados y la superficie irá subiendo hasta alcanzar los 90 metros cuadrados para las comercios con más de 600 metros cuadrados de salón.

Pero además del espacio de carga y descarga de mercadería, el proyecto establece que los locales de más de 100 metros cuadrados deberán tener estacionamiento para los clientes, con un mínimo de 15 metros cuadrados cada 125 metros cuadrados o una fracción de la superficie cubierta del salón de ventas.

En todos los casos, las regulaciones regirán para los comercios ubicados en autopistas y avenidas de tránsito rápido como para las avenidas, tanto las de mano única como las de doble mano. Lo que se desconoce es si las disposiciones se aplicarán en las nuevas aperturas o si también afectará a los supermercados ya existentes.

Frente a esta nueva reglamentación el director general de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez, señaló que: “Nos preocupa que una eventual ley afecte los derechos adquiridos y la generación de puestos de trabajo.

Por su parte, desde la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) mostraron un pleno respaldo a la medida y su presidente, Ricardo Cáceres manifestó: “Estamos a favor de cualquier regulación que sirva para frenar la invasión de nuevos locales”

En tanto, los autoservicios chinos se mostraron claramente en contra de la regulación. “Impulsar la obligación de contar con áreas de carga y estacionamiento implica mayores costos que siempre se terminan trasladando al consumidor final, lo que no parece adecuado en un momento en que se busca frenar la inflación”, señaló Yolanda Durán, presidente de CEDEAPSA, una de las cámaras que reúne a los supermercados asiáticos.

En la misma dirección, Miguel Calvete, secretario de CASRECH, la otra cámara de autoservicios orientales, señaló que el mayor problema lo tendrán los locales con la obligación de contar con un área nueva de carga y descarga, ya que los espacios para estacionar se pueden alquilar en una cochera de la zona, pero será más complicado implementar un área de carga.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email