Internacionales
Lunes, 16 de Junio del 2014

Base prevé crecer 10% en el mercado español

Prevé recuperar la senda del crecimiento impulsada por la apertura de nuevas tiendas.

La compañía catalana, especializada en la distribución multimarca de equipamiento deportivo, tiene previsto concluir el ejercicio 2014 con una cifra de negocio de entre 55 millones de euros y 56 millones de euros, lo que supondría un crecimiento de entre el 8% y el 10%, tal y como ha explicado Ángel Pardo, director general de Base.

“Hemos pasado varios años complicados pero ahora las estimaciones son buenas y tenemos varios proyectos en marcha”, explica Pardo. La compañía prevé poner en marcha cuatro nuevas tiendas en 2014, que se sumarán a las 310 que ya tiene en todo el territorio nacional.

En julio, Base inaugurará un establecimiento en Elche y se encuentra en negociaciones para cerrar la ubicación de otro en la isla de Tenerife. La compañía también está en conversaciones para continuar con las aperturas en 2015. “Para ese año tenemos apalabrados dos puntos de venta en Granada y Jaén”, subraya Pardo.

Además de la inauguración de nuevos establecimientos, Base también está reubicando tiendas para poder contar con más espacio de venta.

“Nuestros puntos de venta tienen, de media, entre 200 metros cuadrados y 500 metros cuadrados, por lo que hay en ubicaciones en las que estamos buscando locales más grandes para reubicarnos y tener más espacio comercial disponible”, sostiene el director general de Base.

En este sentido, Base está buscando actualmente locales más grandes en varios centros comerciales de toda España, como el de Les Glòries, en Barcelona.

“Desde que comenzó la crisis en el mercado español hemos clausurado puntos de venta no rentables y hemos reubicado otros para aprovechar el espacio disponible y aprovecharlo más”, explica Pardo.

Tanto los nuevos puntos de venta, como los que la compañía ya tenía, han implantado un nuevo concepto de retail centrado en los ambientes.

“Buscamos que la experiencia de compra del consumidor sea un valor añadido tangible, por eso apostamos por nuestro core business: el fútbol y el running”, explica Ángel Pardo.

De media, poner en marcha una tienda Base supone una inversión de 300.000 euros, aunque el desembolso varía en función de la obra que haya que hacer en el local y de los metros cuadrados que tenga.

Por el momento, la compañía está apostando por crecer en España, aunque sí que tienen trazado un plan de expansión internacional.

Fundada en 1985, Base es el resultado de la unión de una decena de comerciantes, propietarios de tiendas, de deporte que decidieron comprar de forma conjunta para finalmente establecerse como central de compras en 1999.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email