Retail
Martes, 24 de Septiembre del 2013

Bodegas y autoservicios prefieren atrasarse con entidades bancarias que con proveedores

En ocasiones, los clientes prefieren no deber pagos a grandes empresas como Backus o Gloria, que con la Sunat.

Las ventas al crédito a clientes, las cuales existen desde pequeñas bodegas a cadenas de supermercados, se han convertido en una estrategia primordial de crecimiento para las empresas de consumo masivo, pero además se están desarrollando de una forma tan o más sana que en el sistema financiero. Así lo indicaron ejecutivos de las principales compañías de dicho rubro en el foro “Crédito de consumo masivo en el Perú”, organizado por la Asociación Peruana de Finanzas (APEF).

“Nuestro índice de incobrabilidad está muy por debajo del sistema financiero; estamos hablando de 0.2% (del total de la cartera), e incluso un poco menos en el caso de Alicorp”, señaló Jaime Aranda Gutiérrez, director de créditos de UPC Backus y Johnston. En tanto, la morosidad de los créditos de San Fernando es de alrededor de 0.30%, según su jefa de créditos y cobranzas, Silvia García-Milla.

“Al igual que Backus y San Fernando, nuestra cartera morosa está dentro del parámetro que marcamos y que es el nivel de mora natural, propio del negocio”, indicó, por su parte, Illich de Almeida, subgerente corporativo de créditos y cobranzas del Grupo Gloria. Al cierre de julio de este año la morosidad bancaria se situó en 2.11%, según la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Aranda refirió que el buen comportamiento de pago de los clientes se explica, en parte, porque se trata de empresas grandes con productos emblemáticos dentro de su segmento. “Quién no conoce los productos de Backus, Gloria, Alicorp o San Fernando”, añadió.

Entonces, “hay clientes que están al día en su pagos con nosotros pero no habidos en la Sunat, prefieren estar bien con nosotros que con la Sunat”, recalcó.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email