Retail
Lunes, 19 de Mayo del 2014

Café Café se muda de Larcomar al Óvalo Gutiérrez

¿Qué restaurante ocupará ahora el lugar que ha dejado en el centro comercial miraflorino?

La cadena Café Café ha mudado su cafetería del centro comercial de Miraflores hacia el Óvalo Gutiérrez. El espacio que ha dejado lo ocupará un proyecto que desarrollará en sociedad con los dueños de Lima 27.

Después de 15 años como locataria, la cadena de cafeterías Café Café trasladó su establecimiento de Larcomar al óvalo Gutiérrez. El nuevo restaurante, de 400 m2, está valorizado en US$ 500,000.

Se trata del cuarto local de la marca, que también se encuentra en la calle Diagonal de Miraflores, en el centro comercial El Polo II y en la avenida Aviación.

Rossana Alalú, gerente de marketing de la empresa, destacó que el nuevo establecimiento mantendrá como público objetivo al comensal de segmentos medios.

“La clase media es la más fiel, de todas maneras; hoy los segmentos altos se guían por la moda; toman una foto a su plato y se marchan para no volver”.

Alalú revela que si tuvieran que abrir un nuevo local, sería en San Miguel. “No queremos abrir locales que no podamos controlar. La idea es hacer sentir que estamos allí, que sea bien acogedor, familiar. Somos dueños de Bizarro, tenemos uno y podría abrirse otro en un distrito diferente, pero no más. Los nuevos negocios van a ser otras marcas”, indicó.

El propietario de Café Café, León Alalú, anotó que el flujo de comensales en el local de Larcomar era de entre 500 y 750 diarios, mientras que el nuevo restaurante ha empezado con un movimiento de 200 personas al día, sin embargo, el ticket promedio de los clientes debe continuar alrededor de S/. 30 por consumo.

“Hoy, un alquiler no baja de US$ 12,000. Esta es una ubicación con dos entradas en el óvalo Gutiérrez, así que mi alquiler dobla ese promedio”, puntualizó.

Proyecto

Si bien el contrato con Parque Arauco culminó para la cafetería, el espacio será transformado en un raw bar dirigido a segmentos altos, el nuevo target al que planea dirigirse el centro comercial.

“Se pensó en buscar un socio que conozca la movida del público A. Se le hizo la propuesta al empresario Alfredo Aramburú (dueño de Cala y Lima 27). Yo no quería salir y él querían entrar”, relata el empresario sobre el negocio en que tendrá una participación de un 50 por ciento.

La nueva propuesta llevará el nombre de ‘Popular’ y tendrá una decoración inspirada en lo industrial. “Si le pusiéramos una calificación, sería la de un bar cuatro estrellas. Es nuevo y su arquitectura implica empujar la terraza para que vaya de frente hasta el mar. Tiene 250 metros cuadrados, la cocina será muy costosa y el mobiliario también”.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email