Visual Merchandising
Viernes, 14 de Febrero del 2014

Cinco puntos importantes del Visual Merchandising

Estos factores favorecen y motivan al consumidor a la compra.

La imagen de una tienda es la forma en que ésta es percibida tanto por sus clientes potenciales como por el público en general. Por tanto, se puede decir que es el conjunto de opiniones y actitudes que tienen sobre un establecimiento.

También se podría decir que la creación de la imagen depende en principio de la atmósfera de la tienda, la cual se desarrolla a partir de las características físicas de la misma.

Muchos clientes forman una opinión del establecimiento antes incluso de entrar (debido a su localización, fachada, etc.) o justo después de entrar (mobiliario, decoración, etc.). Los compradores potenciales pueden efectuar un juicio positivo o negativo del mismo antes de un examen de los productos y sus precios.

Recordemos que de acuerdo a algunos estudios: los ojos aportan el 55% de la información de compra, los oídos aportan el 18%, el olfato el 12%, el tacto un 10% y el gusto un 5 por ciento.
Es por ese motivo que es importante tener en cuenta los siguientes puntos para atraer a aquel que pase frente a nuestro negocio:

1.    Fachada, Rótulos y accesos

La fachada deberá ser personalizada y adaptarse a las características de los clientes potenciales, pero también deberá ser congruente con la atmósfera interior.

Además de  la fachada, el ambiente de la tienda puede estar influenciada por factores externos a ella, como árboles, jardines, fuentes, etc., que puede haber en su entorno. Estos factores favorecen y motivan al consumidor a la compra.

2.    Mobiliario y pasillos

La exhibición comercial de los productos y propuestas de servicios, a través del armado de las vitrinas,  junto a diversos elementos decorativos, escenográficos, soportes, reforzados con gráficas y textos publicitarios, debe responder a criterios de estrategia de identidad de marca.

Este estímulo visual a través de los escaparates o espacios iniciales de contacto debe ser tan potente a nivel sensorial y actitudinal a fin de cumplir con los objetivos deseados.

3.    El color como herramienta visual

Según el “Institute for Color Research”, los consumidores se forman una opinión de los productos en menos de 90 segundos desde su primera interacción con ellos, y entre el 62% y el 90% de esa evaluación está basada solamente en el color del producto.

El color es un elemento esencial de la marca y la imagen que proyecta. Por un lado permite diferenciar a la marca de tantas otras en el mercado y por otro lado, permite asociar a la marca con ciertos atributos específicos.

4.    Vitrinas y Exhibiciones

Los vitrinistas coinciden en destacar la necesidad de que el pequeño comercio cuente con una vitrina grande y clara, donde se identifique y se presenten adecuadamente los productos que vende cada negocio. Una buena vitrina produce ventas cuando es llamativa y atractiva a los transeúntes que pasan frente a ella.

Se califica a la vitrina como uno de los elementos más importantes de lo que se podría llamar también “merchandising por fuera”.

5.    Iluminación, como darle una presentación atractiva a la tienda

Se debe procurar siempre utilizar un tipo de luz indirecta o difusa, e igualmente emplear tonos de luz de la mayor naturalidad posible, y evitar, de ser posible, los tipos de lámparas que distorsionen los colores de nuestras mercancías. El sistema más utilizado es el de la luz de neón con su extensa gama decolores, que destacan perfectamente por muy alta que sea la intensidad lumínica total.

La luz, cuanto más nos deslumbra, más se apodera de nosotros, lo que nos obliga a concentrar la mayor cantidad posible en los puntos de máximo interés, pero procurando en todo momento que dicha fuerza nunca llegue a deslumbrar al cliente.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email