Retail
Jueves, 10 de Julio del 2014

Clase media se expandió del 25% al 60% de la población peruana

La mayor demanda obedece al mayor nivel de bancarización.

En los últimos nueve años, la clase media peruana pasó del 25% al 60% de la población, y es el mayor sector socioeconómico del país, según informó la Asociación de bancos (Asbanc).

En esa línea, las entidades bancarias orientan sus esfuerzos en atender a los nuevos segmentos de la población, a fin de satisfacer las necesidades de financiamiento.

“Los créditos bancarios otorgados a las familias sumaron S/.59.600 millones a marzo, 75% más que a diciembre del 2010”, informó la entidad.

La estadística de Asbanc, basada en un mayor nivel de créditos e ingresos, resulta similar a la del estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que arrojó que la clase media peruana creció hasta un 70,1%.

No obstante, Carlos Casas, ex viceministro de Economía y docente de la Universidad del Pacífico (UP), advierte que estas cifras deben ser tomadas con pinzas.

“Hay un 25% de pobreza y extrema pobreza, así que más que una clase media, ese 60% o 70% restante son no pobres. De estos, un grupo no tiene la sensación de pertenecer a una clase media cuando no tiene acceso a ciertos servicios públicos y apenas supera la línea de pobreza. Es decir, se encuentra en situación vulnerable ante cualquier contracción económica”, explicó.

Sin embargo ese grupo, que Christian Gonzales, gerente comercial de Arellano Márketing, denomina “nueva clase media”, va a luchar por mantenerse con nuevos emprendimientos, de darse una eventual crisis.

En cuanto a la medición, Casas agregó que uno de los temas que se critica es que esos estudios se basen solo en indicadores monetarios.

Para Casas, se podrían realizar mediciones multidimensionales (monetarios y de acceso a servicios), además de realizar estimaciones sucesivas para determinar su sostenibilidad fuera de la situación de pobreza.

Cuestión de créditos

En cuanto a los créditos, Asbanc indicó que el incremento ha permitido una mayor demanda de servicios educativos, telefonía, de vehículos y viviendas. Casas también destacó que la mayor demanda obedece al mayor nivel de bancarización.

Pero acotó que “también hay una alta morosidad, lo que indica un segmento aún vulnerable”.

Vulnerables y emprendedores

Según Arellano Márketing, la clase media se divide en dos grupos: la tradicional (19%) y la nueva clase media (39%).

Este último grupo es el que sería vulnerable, ya que ha crecido sin pensar en efectos externos. Es emprendedora, pero al adquirir un nuevo estilo de vida, lucha por mantener sus ingresos, comenta Christian Gonzales, gerente comercial de la consultora.

Además, se trata de un segmento que se endeuda más que antes. Una realidad es que, al ser una masa grande gasta más en volumen y compra muy parecido a la tradicional.

“Tienen una mesa de productos de consumo 7% mayor en variedad que la clase media tradicional. Están probando nuevas opciones”, precisó Gonzales.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email