Retail
Lunes, 13 de Mayo del 2013

Confianza del consumidor en caída para limeños de los segmentos A y E

Después de varios años, la confianza del segmento E se encuentra en el tramo pesimista.

Por cuarto mes consecutivo, el índice de confianza del consumidor de Lima Metropolitana cayó. Sin embargo, se ubica todavía en el tramo optimista, situándose en 54 puntos. El estudio realizado por Apoyo Consultoría refleja que el consumidor promedio se mantiene moderadamente optimista.

Al igual que en meses anteriores, hay diferencias en los niveles socioeconómicos. Es así que el deterioro en la confianza en los segmentos A y E es más pronunciado en lo que va del año, sobre todo en el caso del nivel E.

Observando la evolución desde que el gobierno fue asumido por Ollanta Humala, la confianza del consumidor del segmento E se situó en el nivel más bajo de los últimos nueve meses; y en el caso del segmento A, fue su peor performance en ocho meses. En tanto, desde agosto del 2011, el mayor optimismo de los consumidores se ha mostrado en diciembre del año pasado.

La consultora Apoyo también señala que a nivel del empleo, la población de Lima de menores ingresos está siendo la más afectada, ya que 75% de estas familias considera que las condiciones para conseguir un puesto de trabajo se han deteriorado respecto a hace 12 meses.

La justificación de ello, sería porque el crecimiento de la demanda de empleo por los trabajadores menos calificados -vinculados principalmente al sector manufacturero-, ha disminuido, lo que contrasta con el incremento en el empleo para trabajadores con educación superior.

Apoyo Consultoría advierte que, como consecuencia de esto, las ventas de los bienes de consumo masivo como alimentos y bebidas están creciendo menos que las de otros rubros de consumo. En la última Encuesta de Expectativas Macroeconómicas del BCR, la percepción de las empresas en relación al aumento de personal cae tres puntos.

En tanto, Apoyo Consultoría prevé que las ventas de bienes de consumo duradero de alto valor mantendrán tasas elevadas de crecimiento y que, en cambio, las de bienes básicos de consumo mostrarán tasas menores. Esto llevará a un entorno diferenciado en el desempeño de las ventas de las empresas.

Por otro lado, la mayoría de los consumidores limeños espera que los precios sigan disminuyendo en los próximos meses.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email