Retail
Viernes, 23 de Agosto del 2013

Conoce cómo estudiar el comportamiento del consumidor por medio de cámaras de vigilancia

Por Andrei Junqueira, Gerente de Desarrollo de Nuevos Negocios de Axis Communications para América del Sur.

En el momento en que un cliente ingresa a una tienda, el minorista puede descubrir sus patrones de consumo y crear ofertas y promociones dirigidas a su perfil. En una tienda pequeña, esa labor es generalmente responsabilidad de la memoria del empleado. Pero, ¿qué ocurre en  los establecimientos de gran tamaño? Pensando en eso, algunas cadenas de tiendas se están modernizando  y adoptando maneras de atender mejor a sus clientes a través del uso de la tecnología.

En Chile, por ejemplo, la cadena de tiendas por departamento Ripley, que vende desde ropa hasta electrodomésticos, ha logrado saber cuántas personas entran y salen de la tienda en tiempo real, con la posibilidad de consolidar esos datos al final del día. Todo ello, permite descubrir los horarios de mayor circulación, por ejemplo.

Más allá de la puerta de entrada a las tiendas, algunas tecnologías ya permiten descubrir cuáles son las áreas más “calientes” de los corredores de un supermercado, o sea, donde las personas permanecen más tiempo. Se puede, inclusive, determinar el número máximo de personas en la fila y si va más allá del número establecido, se puede notificar al  gerente  a través de un mensaje y abrir más cajas.

Éstos son tan sólo algunos elementos de una nueva tendencia en las tiendas. Cuando los minoristas piensan en el uso de  la video vigilancia, normalmente el pensamiento se restringe al contexto de la seguridad o de la prevención de pérdidas. Pero hay otro aspecto en el que las cámaras ofrecen un valor agregado: es posible recolectar datos de inteligencia en tiempo real para mejorar los márgenes de ganancia.

Las propias cámaras pueden estudiar el comportamiento de los clientes en la tienda y generar estadísticas diarias para ayudarlo a mejorar la disposición, la colocación  y las exhibiciones de los productos en su tienda. Gracias al uso de las cámaras, también es posible identificar cuellos de botellas y áreas sin uso u ocupación en el ambiente en cuestión.

El propietario de la tienda minorista puede obtener una visión clara de cómo los clientes se mueven a lo largo de los pasillos, permitiendo mejorar la estrategia de mercadeo  y los planes de distribución de los productos para impulsar las ventas e incrementar las ganancias.

Al facilitar la identificación de los aspectos más destacados, las zonas pocos frecuentadas y los cuellos de botella en la tienda, un sistema de video-vigilancia en red permite que el administrador programe el sistema para generar mapas detallados que muestran el tráfico de clientes durante períodos de tiempo seleccionados. Combinar los patrones de tráfico mapeados con las estadísticas de puntos de venta para  hacer una evaluación inmediata del impacto de cualquier alteración realizada en el diseño de la tienda – flujo de clientes, artículos vendidos y cantidades promedio de ventas- es una herramienta valiosa para los profesionales del mercadeo y las ventas.

Registrar las interacciones de los clientes en distintas situaciones de exhibición de los productos y después revisar los mapas para saber cuán efectivos son esos puntos aportan un inmenso valor agregado para cualquier plan de mercadeo en puntos de venta.

Con un contador de personas basado en red, no hay necesidad de pasar días acumulando y analizando los datos de los clientes. En su lugar, las estadísticas de varias tiendas pueden verse y evaluarse  simultáneamente, en tiempo real. Esto brinda la posibilidad de tomar medidas en forma inmediata o a largo plazo para optimizar el desempeño de la tienda, mejorar la atención al cliente y mejorar los esfuerzos de mercadeo y promoción.

Inclusive,  la valiosa tasa de conversión en la optimización de la tienda, indicador fundamental en el desempeño de un negocio puede obtenerse a través de las imágenes, para que el gerente de la tienda reciba los datos y haga una evaluación sobre el impacto  en el movimiento de los clientes y la cantidad promedio de ventas.

Los sistemas de video en red ofrecen una forma directa y eficiente de analizar el comportamiento del cliente y el tráfico de los compradores. La tecnología permite  evaluary comparar la comercialización  y las iniciativas de mercadeo en una única tienda o en una cadena . Con una aplicación estratégica, el video en red posibilita a los gerentes de las tiendas la visión en tiempo real que ellos necesitan para mejorar la disposición de la tienda, el posicionamiento y la  inversión en publicidad de los productos para mejorar la experiencia de sus compradores, que redundará inevitablemente en sus resultados finales. Los minoristas que continúan pensando en la video-vigilancia estrictamente como una herramienta de prevención de pérdidas están dejando escapar una valiosa oportunidad de implementar mercadeo de inteligencia.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email