Internacionales
Lunes, 12 de Agosto del 2013

Conoce las discutidas operaciones internas de SMU

El holding chileno afronta por una grave crisis económica.

SMU, holding chileno, atraviesa una fuerte crisis financiera, que le ha llevado a tener que desprenderse de gran parte de sus activos –para recaudar hasta USD$400 millones- y a recurrir a un cuestionado aumento de capital por USD$600 millones, USD$100 millones superior al anunciado inicialmente y donde no se recaudarían más de USD$350 millones.

Esto, luego de que la firma admitiera que incumplió con algunos covenants, al contabilizar erróneamente casi el 40% de sus arriendos, lo que estaría siendo investigado por la SVS y que detonó en que tenga que rectificar sus estados de resultados al primer trimestre de 2013 y en que sus tenedores de bonos y sus acreedores exigieran prontas soluciones al retailer.

Y en medio de esta crisis financiera, uno de los representantes del fondo de inversión Southern Cross en SMU, el abogado Fernando Barros, golpeó la mesa y renunció al directorio. Al dar un paso al costado, en la carta que dirigió a la presidenta de la firma, Pilar Dañobeitía, entre otros aspectos denunció que las operaciones con partes relacionadas de la compañía deben ser revisadas a la brevedad ya que no se ajustan a precios de mercado.

Si se consideran las operaciones con partes relacionadas de SMU referentes a las partidas “Arriendo de Bienes”, “Asesorías” y “Pagos de Gastos Comunes” desde el 2011 –año en que comenzó a reportar a la SVS- hasta marzo de 2013, éstas superan los USD$125 millones.

Las cifras más altas están en la partida de “Asesorías”, con USD$44,2 millones, donde sólo el Fondo de Inversión Privada Fénix, de Alvaro Saieh y a través del cual adquirió Construmart, para vendérselo después a SMU, se quedó con USD$41,6 millones en el 2011. En las transacciones con partes relacionadas relativas a “Arriendo de Bienes”,  llama la atención que ésta pasó de USD$25,7 millones en 2011 a USD$40,3 millones en el 2012. En el primer trimestre del actual ejercicio, el número alcanzó USD$11,1 millones, por sobre los USD$10,6 millones de igual período anterior.

Mientras que las partidas correspondientes a “Pago de Gastos Comunes” computa casi USD$4 millones en los nueve trimestres, destacando la subida desde USD$1,3 millones en 2011 a USD$2,1 millones en el 2012.

Para ex director de SMU es ineludible revisar operaciones entre partes relacionadas

En su carta de renuncia al directorio de SMU, el abogado Fernando Barros plantea sus cuestionamientos a la forma en que se conduce la empresa, y los cambios que se debieran implementar.

“Creo que los actuales desafíos de la compañía exigen una completa revisión de las operaciones que ésta ha venido realizando con partes relacionadas. Y ello, no sólo en los aspectos formales de obtener siempre la aprobación previa del directorio, sino también en sus términos sustantivos.

En tal sentido, la públicamente anunciada apertura en Bolsa requiere adoptar las medidas necesarias para dar estricto cumplimiento a las formalidades legales aplicables a las operaciones con partes relacionadas, poniendo éstas oportunamente en conocimiento de los órganos corporativos competentes, para su análisis y aprobación”.

“Pero ello debe ir, además, unido a la convicción de que dichas operaciones, efectivamente sean celebradas en el mejor interés de la sociedad, y convenidas en condiciones de equidad similares a las prevalecientes en el mercado”.

“Estimo que no se dan las condiciones para que el directorio apruebe o ratifique las operaciones relacionadas presentadas al Comité de Gobierno Corporativo en sus sesiones de 27 de mayo y de 1 de agosto de 2013 las que –en mi opinión- no se ajustan a condiciones de mercado y deben ser objeto de un profundo análisis de sus términos y de la verdadera utilidad de los servicios contratados en algunos casos”.

“Me hago un deber reiterar que el interés social exige implementar a la brevedad un posible cambio radical en la administración de la compañía, en todos sus niveles, para los desafíos que esta debe enfrentar en el corto plazo”.

“Como manifesté en recientes sesiones de directorio, creo necesario introducir las correcciones que sean necesarias a la información financiera que la empresa ha presentado durante el presente ejercicio, incluyendo, particularmente, el reconocimiento de gastos y el impacto que ellos han tenido en los resultados del primer trimestre y que sólo se reconocieron en meses posteriores”.

“Considero imperativo realizar un cambio de la empresa de auditoría externa, para que el directorio y el mercado reciban a la brevedad, la más completa y fidedigna información financiera de la compañía”.

Los bonos tras la salida de Barros

El viernes último, tras conocerse la carta de renuncia de Fernando Barros al directorio de SMU, los bonos en dólares de SMU con vencimiento en 2020 cerraron con una baja de 0,09 puntos porcentuales frente al día anterior al anotar un precio de 75,481%. Con ello el título acumula una baja de 33,25 puntos porcentuales respecto de su peak de 108,733% de mediados de abril.

También los bonos de Corpgroup experimentaron un leve retroceso de 0,02 en la última jornada de la semana al finalizar en 90,341%, totalizando un descenso de 17,34 puntos porcentuales respecto  del máximo de 107,685% registrado el 13 de mayo pasado.

Los bonos de Corpbanca, en tanto, se mantuvieron con un alza moderada de 0,02 puntos porcentuales al cerrar en 93,862%. Ello marca un retroceso de 7,1 puntos porcentuales respecto del peak de 100,959% registrado el 9 de mayo pasado.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email