Internacionales
Jueves, 18 de Febrero del 2010

Crece la guerra de marcas y fusiones en el competitivo negocio de la indumentaria (Argentina)

Es una rara avis dentro del retail local. Sus dueños utilizan las tijeras pero no para recortar planes de inversión sino para abrir sucursales.

Se trata de un competitivo mundo de marcas en el que la industria del glam se combina con la rentabilidad de la expansión internacional. Es el negocio de la moda en el que cada cual atiende su juego y la cacería de oportunidades está a la orden del día.

Kosiuko apuesta a la diversificación: creó Herencia Argentina una marca de indumentaria diseñada por celebrities-y Casa Chic, destinada a la decoración. Además de desembarcar en el competitivo mundo de los hoteles boutique. Rapsodia levantó sus alas y superó los $ 100 millones de facturación, tras su agresivo desembarco en México y en la difícil tierra bolivariana de Hugo Chávez.

Cardón sembró más ladrillos con un barrio de chacras en Ramallo, otro de estancias en Zárate y uno en San Juan, a poco de haberse diversificado con un restaurante, una pick up y hasta torres de edificios. Jazmín Chebar –de la mano de su fundadora y Claudio Drescher– apuesta a la expansión internacional y proyecta su aterrizaje en la tierra azteca donde también se encontrará con jugadores blanquicelestes.

Lando Simonetti, creador de La Martina, tiene en la mira a Brunei, Indonesia, Hong Kong y Sudáfrica, entre los desafíos concretos para los próximos meses en los que sumará más puntos de venta a los 40 que ya tiene. Es que el negocio de la moda argentina parece vivir una realidad distinta a la de otros sectores. Si bien tiene en común el problema de la inflación, las perspectivas son alentadoras. Se espera un crecimiento del 20 por ciento para este 2010 en un rubro atomizado que mueve unos u$s 6000 millones al año y en el que existen cerca de 12.200 establecimientos industriales en la Argentina que dan empleo a unas 150.000 personas, de acuerdo a la Cámara Argentina de la Indumentaria. Tal vez por ello, no sorprende que en 2009 las compras y ventas de empresas del sector estuvieron a la orden del día y, las perspectivas para este año indican que habrá más operaciones en la gatera. A continuación un zapping de deals. Aldo Navilli, dueño de Compañía Argentina de Granos, –fabricante de los bizcochos 9 de Oro–, ya se había quedado con Vitamina. El año pasado, decidió dar un paso más y adquirió UMA, la otra empresa cofundada por Marcelo Goldberg. María Cherñajovsky, creadora de María Cher, junto a su marido Gabriel Brener, le adquirieron el 50% de A.Y. Not Dead a los hermanos Romero, hijos de Jorge, ex integrante del Exxel Group.

Los empresarios del retail no fueron los únicos en desembarcar: mientras da batalla por Telecom, Ernesto Gutiérrez, presidente de Aeropuertos Argentina 2000, aprovechó para poner un pie en La Dolfina, marca del polista Adolfo Cambiaso, que busca concretar un ambicioso plan de expansión en el exterior. Para ello el primer paso fue la apertura de un local bandera –flag ship en la jerga– en Unicenter.

 

 

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email