Retail
Lunes, 4 de Agosto del 2014

Crecimiento de centros comerciales en Perú se potencia con marcas propias

En Chile compiten siete grupos empresariales, bajo un modelo integrado que se replica en el mercado peruano.

Cuando el Perú se quiere comparar con otro país en materia de crecimiento, su referente inmediato tiende a ser Chile. Esto se replica también en la industria de los centros comerciales, ya que por años el vecino del sur nos ha llevado ventaja en la expansión de malls.

Pero si bien ellos nos ganan en número de ubicaciones, nosotros los superamos en número de operadores.

Así, mientras que en Chile compiten siete grupos operadores, en nuestro país lo hacen 17. De los cuales, algunos solo tienen una operación -y anuncios en cartera-, mientras que otros se han fortalecido en los últimos años, no solo en expansión sino que se potencian con marcas propias.

Peruanos lideran marcas

De todos esos 17 grupos u operadores, solo cuatro tienen marcas relacionadas, y de ellos es el Grupo Intercorp, con Real Plaza, el que más se ha dedicado a engrosar su número de marcas propias por medio de otras empresas del grupo, desde tiendas ancla hasta fast foods, entre inversiones propias y adquisiciones.

Así, cuando Real Plaza llega a una ciudad o provincia aterriza con todo. En anclas tiene a Oechsle, Promart, Plaza Vea y Cineplanet; y si hablamos de restaurantes cuenta con su marca Don Belisario y también trajo al Perú la franquicia Popeye´s. Con el área de fast food, Intercorp compite muy de cerca con Delosi, que por años ha sido el líder en número y marcas de franquicias de este rubro.

Y siguió sumando. Hoy Intercorp tiene Papa John’s y Dunkin Donut’s. Es decir, no solo tiene para proveer a sus malls, sino a la competencia.

Otro caso es el de Mall Aventura Plaza -de Mall Plaza, Grupo Falabella y Grupo Ripley- con negocios propios, básicamente en tiendas ancla: Saga Falabella, Ripley, Tottus y Sodimac.

Y está también el caso del Open Plaza, cadena de malls del Grupo Falabella que repite el plato con Saga, Tottus y Sodimac.

Otra empresa chilena con marcas propias es Cencosud, con supermercados Metro y Wong, y desde el año pasado con la departamental Paris.

Modelo a copiar

¿Pero qué tanto influye el tener marcas propias en la industria de los centros comerciales? Gonzalo Ansola, expresidente de la Asociación de Centros Comerciales y de Entretenimiento del Perú (Accep), sostiene que sin duda es una fortaleza de crecimiento e incluso imprime un sello de calidad para el operador.

“Se está trayendo el modelo chileno que ha funcionado muy bien, donde la fortaleza recae en que se tiene una empresa que financia,  otra que construye y/o provee el terreno y la otra que lo opera”, dijo.
Y una de las ventajas de tener un modelo de negocio de este tipo es que no se necesita tener una rentabilidad inmediata, ya que si una empresa del grupo lo financió puede esperarse un mayor periodo para los resultados.

“A la larga, se llega a tener un mejor costo financiero”, anota. ¿Y qué pasa con las empresas que no han entrado a este círculo? Para el experto, la tendencia en el mercado local será de acoplarse a él para crecer en el mercado.

“No creo que se dé por una absorción y que los grupos más fuertes adquieran a los de menos operaciones, pero lo cierto es que de los 17 algunos se consolidarán y podría quedar un número parecido al de Chile”, sostuvo.

El camino de la especialización

Si bien el mercado de centros comerciales aún no está saturado, la falta de terrenos es un problema persistente, principalmente en provincias. Una de las claves, dice Gonzalo Ansola, es la especialización.

“Si ya no se consiguen terrenos de 130 mil m2 para un gran proyecto sino de 10 mil m2 se tiene que preguntar qué busca tener esa área de influencia y llevárselo”, finalizó.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email