Retail
Lunes, 18 de Agosto del 2014

Creditex sumaría más marcas de EE.UU. en su producción

Su objetivo es afianzar su estrategia de conseguir nuevos clientes en mercados tradicionales.

Creditex negocia con unas cinco a seis marcas norteamericanas para realizar la producción de prendas de vestir. De concretarse, podría duplicar en el mediano plazo el número de marcas con las que trabaja.

“Ahora estamos trabajando con seis, de las cuales dos son las principales y con las que siempre trabajamos (Cabela’s y L.L. Bean). Es un proceso que toma un tiempo y se puede traducir en que el 2015 ya hayamos sumado unas dos o tres y más adelante incorporar las adicionales”, dijo José Ignacio Llosa, gerente general de Creditex.

Ese es uno de los planes que tiene la empresa, el otro va por el inicio de la modernización de su planta de teñidos y acabados de telas en Lima. Así, en una primera etapa la inversión será de US$ 2 millones.

“La segunda se podría dar el siguiente año, y aún no está el cálculo total de a cuánto ascenderá toda la inversión, la cual se destina básicamente a compra de nueva maquinaria”, sostuvo Llosa.

La última gran inversión que hizo el brazo textil del grupo Cervesur fue de US$ 13 millones, que buscó concentrar la producción de hilado en una sola locación (de Los Olivos en Lima a Trujillo).

Tras ello, señaló Llosa, han renovado maquinaria de hilatura en su planta de Pisco dentro de un plan de actualización tecnológica a largo plazo.

Resultado óptimo

Considera que este año se presenta óptimo para la empresa. Así, con un crecimiento en el primer semestre de 20%, el segundo podría tener un resultado un poco menor, pero el consolidado los acercaría a un 15%.

Asimismo, Llosa indicó que el atraso en la llegada del invierno afectó las ventas de temporada, sin embargo, al ser proveedores de productos principalmente de algodón, no se afectaron mayormente las ventas de sus hilados y telas.

“Donde sí hemos notado una disminución es en la venta en nuestras tiendas de retail que además de la menor demanda de ropa de invierno se sumó la menor afluencia de compradores debido al Mundial de Fútbol”, sostuvo el ejecutivo.

Cambio de mirada

En el caso de sus exportaciones, la apuesta de la firma es que se mantenga la recuperación del mercado de EE.UU.

“Ya se está viendo una mejora en las compras de confecciones y apostamos por ellos, ya que los mercados regionales están tomando medidas proteccionistas, como Argentina, con licencias que dificultan el comercio, y Brasil, pues este año es de elecciones y hay una desaceleración, al igual que en Venezuela”, dijo José Ignacio Llosa.

Agregó que la empresa ya aprovechó la mayor demanda en la región en los últimos dos años y ahora la mira es ir tras nuevos clientes. La apuesta es por aumentar el valor por kilogramo vendido mediante un mayor valor agregado.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email