Nacionales
Lunes, 14 de Septiembre del 2015

¿Cuáles son las variables para diseñar una estrategia en el manejo del inventario logístico?

variables_manejo_inventarios

Una estrategia eficaz dentro de nuestra logística responderá a las preguntas de qué cantidad de inventario ordenar y cuándo pedirlo.

El objetivo de una estrategia de inventario eficaz es reducir al mínimo los costos de inventario, manteniendo un nivel de inventario adecuado para satisfacer la demanda del cliente, mientras que obtienes un beneficio para la empresa.

Determinar el tipo más eficaz de estrategia de inventarios es un elemento esencial para el éxito de un negocio. Sin una estrategia eficaz de inventarios, la empresa puede perder dinero a causa de la escasez o exceso de inventario que se produce por el pedido de demasiados bienes.

Las consideraciones en la elección de la estrategia correcta de inventario implican un análisis del costo del inventario y el costo de la compra de inventario. Una estrategia eficaz responderá a las preguntas de qué cantidad de inventario ordenar y cuándo pedirlo.

“El proceso de planificación de inventarios debe ser entendiendo este como un macro proceso de planificación de la cadena de suministro. Si bien no es el único, sí es uno de los más importantes, pues el resto de los procesos (distribución, capacidades, producción, materiales) dependen de la estrategia de inventarios”, refiere Antonio Iglesias, especialista en logística y cadena de suministro a Conexión ESAN.

¿Es mejor tener inventarios altos o bajos dentro de una empresa?

Si bien no existe una respuesta única para esta interrogante debido a que cada organización tiene situaciones propias y características específicas, es importante contemplar una serie de variables que permitan la elaboración de una estrategia para la correcta administración de los inventarios.

Para el especialista en logística y cadena de suministro, uno de los temas más recurrentes en logística son los inventarios, y las variables a tener en cuenta para elaborar una estrategia que permita su adecuado manejo son las siguientes:

– Nivel de servicio: la disponibilidad de productos en el momento en el que el cliente lo requiera (según una oferta de servicio previamente definida).

– Inversión en inventario: tiene una clara incidencia en los costos logísticos y reduce la velocidad con la que el negocio convierte dicho activo en flujo.

– Costos de operación: una deficiente planificación de inventarios ocasiona ineficiencias en la operación de los centros de distribución pues se incurre en exceso o falta de capacidad y costos adicionales, como traspasos de productos, diferencias de inventarios, tiempo extra, etc.

– Punto de desvinculación de la cadena de suministro: es necesario saber qué artículos se deben producir a la orden (make to order) y qué artículos se deben producir para inventario (make to stock).

– Diseño de la red de distribución: se requiere saber en dónde se debe mantener el inventario de los productos bajo el esquema make to stock.

Una vez que se han controlado estas variables nos encontramos en disposición de definir una estrategia que nos permita acometer el proceso de planificación de inventarios, entendiendo este como un macro proceso de planificación de la cadena de suministro.

Si bien no es el único, sí es uno de los más importantes, pues el resto de los procesos (distribución, capacidades, producción, materiales) dependen en gran medida de la estrategia de inventarios que se elija.

Esta noticia es auspiciada por:
convex-twitter-retail2

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas