Internacionales
Miércoles, 14 de Enero del 2015

Cuando los clientes se convierten en diseñadores

El crowdsourcing y crowdfunding no son las únicas formas para que los clientes ingresen en el proceso de desarrollo de productos.

Desde el desarrollo, hasta la fabricación de un producto y el tiempo que tarda hasta llegar al cliente, está cada vez más acelerando y en el camino, los consumidores están adquiriendo más control sobre el resultado final.

Es por eso que Julep, fábrica de productos de belleza, se retroalimenta constantemente y vende 300 productos de belleza diferentes cada año. “La empresa sólo re-fabrica lo que aman sus clientes, y por esto constantemente les hacemos preguntas a través de medios sociales, encuestas en línea y face to face en eventos meetup”, dijo Jane Park, CEO de Julep, durante el Retail’s Big Show de esta semana.

“Por ejemplo, en el caso de Plié Wand, esmalte de uñas perteneciente a Julep, se invitó a clientes seleccionados para ser parte del proceso de desarrollo del producto inicial, que comenzó en la innovadora empresa de diseño, IDEO. Esto fue un soporte para el producto, que se puso a prueba con una campaña crowdfunding, que logró en 24 horas captar a 6.000 clientes, cuya promesa de compra cubría los $ 75.000 del costo de desarrollo del producto”, contó Park. ¿El resultado? Un mejor producto y clientes más comprometidos.

El crowdsourcing y crowdfunding no son las únicas formas para que los clientes ingresen en el proceso de desarrollo de productos. Las tecnologías emergentes como la impresión 3D, también permite a las empresas de prototipos, correr más rápidamente, pero también tienen el potencial de poner la fabricación y el diseño, en manos de los consumidores.

GeckoTek’s Brad Ruff y FRCH Design’s Lori Kolthoff, analizaron la amplia gama de materiales disponibles para la impresión en 3D, desde plásticos, metales para la alimentación y la cerámica, hasta las posibilidad de personalización y creatividad.

“Coca-Cola ha colaborado con will.i.am, para desarrollar la impresora EKOCYCLE Cube 3D, un dispositivo que permite a los consumidores crear pequeños objetos a partir de botellas de refrescos recicladas. El cubo viene con 25 diseños para moda, música, accesorios y tecnología”, contaron.

GeckoTek’s Brad Ruff dijo que los cineastas ya estaban empezando a promover nuevas películas, debido a la impresión en 3D gratuita, para que los aficionados puedan imprimir sus personajes favoritos en casa. En este sentido, incluso Nestlé está consiguiendo diseños escultóricos de chocolate, generados por impresoras 3D especiales.

Pero ¿Cómo pueden los minoristas mantener un sentido de la identidad y la marca, dejando espacio para que los clientes demanden un cierto dominio sobre el diseño del producto?

Jane Park dice que todo está basado en la visión y claridad. “El impulso hacia la colaboración es algo que empieza en lo profundo de nuestra empresa. Luego extendemos la mano a nuestros clientes, y solo así es como se sabe que es lo que se quiere ofrecer al mundo”.

¿Los clientes realmente lo quieren?

¿Buscó una manera rápida para probar nuevas ideas de productos? Fue la pregunta que dejó abierta Jane Park, quien además compartió un truco que utiliza para medir el interés en el esmalte de uñas, Plié Wand.

“LOS ANUNCIOS FALSOS EN GOOGLE, son para mí la mejor forma de medir el tráfico”, señaló Park, quien también burló algunos “gráficos rápidos” y colocó los anuncios en línea, entonces comparando el porcentaje de clicks, con los anuncios reales de la compañía, los resultados ayudaron al equipo de su empresa a que tengan más confianza en el concepto.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas