Internacionales
Lunes, 28 de Abril del 2014

Desigual cierra tiendas en China

Cambia de estrategia para apostar por córneres e Internet.

Desigual, la compañía catalana ha dado un giro a su estrategia en el gigante asiático y prescinde de su actividad con tiendas propias para centrarse en la distribución a través del canal multimarca y de Internet.

Desigual, que acaba de dar entrada en su capital al fondo galo Eurazeo, puso en marcha su primera tienda monomarca en China en 2012.

La compañía presidida y controlada por Thomas Meyer diseñó un fuerte plan de expansión con tiendas monomarca en China. En 2011, antes de abrir su primera tienda, la empresa puso en marcha una oficina propia en Shanghái para gestionar su desarrollo en el país. La empresa ha prescindido de sus tiendas monomarca en China, pero mantiene la de Hong Kong, donde prepara nuevas aperturas.

Fuentes de la empresa han señalado que “la firma de moda apuesta por potenciar la gestión indirecta a través de desarrollar su negocio mediante los colaboradores locales”.

De este modo, la marca continuará presente en el país, pero operando a través de córneres en grandes almacenes, puntos de venta en aeropuertos y el canal multimarca.

Presencia internacional

Presente en los grandes almacenes Galeries Lafayette de Pekín y Shanghái, la presencia física de la marca en el país se complementará con actividad en la red. Además de ampliar su plataforma propia a este mercado, Desigual opera en China mediante “etailers” como Amazon.

Pese al cambio de estrategia en China, la compañía mantiene su apuesta por el mercado asiático. La empresa cuenta actualmente con once puntos de venta en Japón, seis en Singapur y otro en Hong Kong. Asia es una de las cuatro regiones del mundo que cuentan con una sede de Desigual: ubicadas en Hong Kong, a estas oficinas se suman las de Barcelona, Nueva York y Brasil.

Los planes de la empresa pasan por poner en marcha en 2014 un total de noventa tiendas propias, que se elevan hasta 110 si se tienen en cuenta las franquicias. En el desarrollo geográfico, Desigual se centrará en 2014 en mercados como Brasil y Estados Unidos, así como Singapur, Hong Kong y Japón.

La internacionalización es uno de los principales focos de crecimiento de Desigual, que continúa teniendo a España como su principal mercado, con un 33% de las ventas del grupo. Por detrás de España figuran Francia (19%), Italia (15%) y Alemania (12%).

Con una producción anual de 28 millones de prendas, Desigual se ha convertido en uno de los grupos españoles de distribución de moda que ha registrado un mayor crecimiento durante los últimos años.

Desigual obtuvo en 2013 una facturación de 828 millones de euros, un 18% más que en 2012. La empresa elevó en 2013 su beneficio neto un 76% hasta 129 millones de euros y  su beneficio bruto de explotación (ebitda) se situó en 242 millones de euros. La compañía cerró 2013 con una red de 405 tiendas monomarca, 11.000 multimarca y 2.500 córneres en grandes almacenes.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email