Chile
Viernes, 22 de Enero del 2016

La reñida disputa legal de marcas entre Ripley y Falabella

Ripley y Falabella

En el mercado retail chileno, Falabella está usando en sus campañas la marca “Días F”, el cual tendría semejanza con la marca “Días R” que frecuentemente usa en sus campañas Ripley.

Las dos mayores multitiendas en la región Falabella y Ripley se encuentran en una disputa judicial por el origen en el registro de una marca. En el mercado retail chileno, Falabella está usando en sus campañas la marca “Días F”, el cual tendría semejanza con la marca “Días R” que frecuentemente usa en sus campañas Ripley.

Según entendidos de este lío legal, la compañía de la familia Calderón reclama el registro previo de su marca y acusa a su archirrival Falabella de usar el mismo concepto lo que provoca todo tipo de errores y confusiones en el público respecto de la procedencia de los productos a distinguir.

El 7 de abril de 2014, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) aceptó el registro de “Días F” de Falabella, para ser usada en una amplia gama de productos y servicios, como el desarrollo y elaboración de un sistema de fidelización de clientes.
Por ese motivo, Ripley interpuso una demanda que luego fue rechazada por el director del Inapi, Maximiliano Santa Cruz Scantlebury, publicó en su portal el Diario Financiero de Chile.

Ripley en su demanda sustenta que las marcas en conflicto son la gráfica y la fonética, y presentan conceptos muy semejantes, por lo cual es prueba que Falabella se limitó a tomar una marca registrada, y a cambiarle la letra R por la F y añadirle el housemark Falabella.

“Las marcas en conflicto colisionan en cuanto a sus ámbitos de protección, al buscar distinguir los mismos servicios y relacionados dentro de la clase 35, circunstancias todas que provocarán todo tipo de errores y confusiones en el público consumidor respecto de la procedencia de los productos a distinguir”, agregó Ripley en su demanda.

LEE TAMBIÉN: Factores que debilitan ventas de Saga Falabella y Ripley en el Perú

FALABELLA NO SE QUEDÓ CON LAS MANOS CRUZADAS

Por su parte, la respuesta de Falabella, como era de esperar, fue diametralmente opuesta. En ella el retailer afirma que las marcas en disputa no contienen semejanzas relevantes. Según su interpretación no basta con el hecho de compartir una sola palabra para que una de las marcas sea rechazada.

Falabella señaló que el análisis presentado por Ripley “es artificial”, ya que las marcas –dijo- deben ser comparadas en su integridad, sin espacio a disecciones que destruyan su esencia.

“Es así como puede apreciarse que cada una de las marcas en supuesto conflicto resulta suficientemente diferente para evitar cualquier posibilidad de confusión respecto de los procedencia empresarial de los servicios a distinguir”, señaló Falabella.

De hecho, en su resolución, el director del Inapi acogió la postura de esta última firma al señalar que de la confrontación de los signos en conflicto se advirtieron diferencias tanto gráficas como fonéticas que permiten distinguirlas entre sí, ya que si bien es cierto que las marcas en disputa comparten el elemento “Días”, también es cierto -explicó- que la sola adición de la housemark del solicitante Falabella logra dotarlo de una identidad propia.

“Será perfectamente posible una coexistencia pacífica en el mercado, sin que se produzcan los errores o confusiones a que alude el oponente (Ripley)”, señaló la autoridad.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas