Retail
Lunes, 4 de Mayo del 2015

Dos reconocidas marcas estadounidenses llegarían pronto al Perú

Las compañías del rubro gastronómico aún son mayoría entre las franquicias, con el 40% del mercado.

Mes a mes, el mercado peruano de franquicias va ganando mayor velocidad en su ritmo de expansión.

Solo en abril, cinco marcas de restaurantes han revelado planes que involucran directamente a nuestro país: dos estadounidenses que llegarán y crecerán de manera acelerada en el mercado local, y tres peruanas que emigrarán con sus propuestas a algunos vecinos de Sudamérica.

El director de la Cámara Peruana de Franquicias (CPF), Luis Kiser refiere a Día_1 que las protagonistas esta vez venidas desde Norteamérica, serán las cadenas The Cheesecake Factory y Johnny Rockets, mientras que las peruanas listas para exportar sus potajes serán El Carnal, El Escondite del Gordo y La Panka.

¿Cómo se darán sus desarrollos?

En el caso de The Cheesecake Factory, que es una cadena muy popular en Estados Unidos, su proyección es sumar al menos 12 restaurantes en nuestro país durante los próximos cinco o seis años.

“Junto a su socio local, tiene en cartera un capital para invertir aquí de hasta US$60 millones”, precisa Kiser.

Por supuesto, se trata de una firma que, a través del formato de franquicias, ha logrado internacionalizarse a escala global, de tal forma que está presente en países de Asia y Medio Oriente, además de Latinoamérica.

En la región, de momento, tiene posiciones en México y Chile, y sus planes de expansión inmediatos apuntan tanto al Perú como a Argentina, Brasil y Colombia. Para que se tenga una idea de su tamaño, vale detallar que su reporte anual del 2014 refiere una facturación de US$1.976 millones.

Respecto de Johnny Rockets, la figura es algo más compleja.

“Ocurre que ellos han concertado el uso de su marca con un grupo de empresarios chilenos, que tienen los derechos para expandirla a nivel de toda Sudamérica”, cuenta el representante de la CPF.

Los vecinos del sur, por tanto, serán los que harán crecer a Johnny Rockets en nuestro país, del mismo modo que lo hará en Paraguay, donde también tienen proyectos.

Ya ha confirmado su primera posición en Lima, que solventarán con sus propios recursos. Han adelantado a Kiser que estarán ubicados en un centro comercial dirigido al segmento económico A, puede que en San Isidro o Miraflores, y que ello requerirá entre US$800 mil y US$1 millón, aproximadamente.

“Ese será su gancho, luego, como managers de la máster franquicia regional, negociarán un crecimiento con nuevos socios en el Perú”, explica el ejecutivo de la CPF.

Creciendo en la región

Del otro lado, como se ha adelantado, tres marcas peruanas emigrarán a los países vecinos.

El Carnal, por ejemplo, tiene previsto abrir su primer restaurante en el exterior en Santiago de Chile para agosto. Esa plaza estará ubicada en el exclusivo barrio de Bitacura, y demandará una inversión de US$1 millón. Su próxima apertura se hará en Bogotá (Colombia).

En cuanto a El Escondite del Gordo, su proyección es inaugurar un segundo local en Quito (Ecuador) este año, y sumar otros tres en Chile, Colombia y Panamá para el 2016.

La Panka, en tanto, prevé posicionarse también en Santiago de Chile, Ecuador y Colombia el próximo año, y para este, ya en el plano local, abrirá en Miraflores, Magdalena del Mar, Barranco y La Molina.

El ‘boom’ de las franquicias se enciende debido a que las compañías del rubro gastronómico son mayoría entre las franquicias, con el 40% del mercado peruano. En abril, estas cinco marcas de restaurantes han avivado un mercado que ya mueve US$1.200 millones al año.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas