Internacionales
Miércoles, 11 de Junio del 2014

Economía mexicana limita meta de tiendas

Las cadenas minoristas no han ajustado sus planes de inversión ni de crecimiento.

Las ventas de las cadenas integrantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD) no alcanzarán las expectativas planteadas a inicios de año que estimaban un repunte de 6.1% en ingresos totales y 1.7% en ventas mismas tiendas, estimó KPMG México.

Hasta abril, las 103 cadenas comerciales integradas a la ANTAD registraron un aumento de 3.8% en ventas totales y de 0.5% en ventas mismas tiendas. Por ahora las cadenas minoristas no han ajustado sus planes de inversión ni de crecimiento, ya que los posibles recortes podrán darse con base en las cifras reportadas a partir el segundo semestre del año.

En 2014, los miembros de la ANTAD estimaron una inversión de 4 mil millones de dólares, equivalente a un crecimiento de 14% contra los 3 mil 400 millones de dólares ejercidos el año previo. El monto de la inversión está planeado para la apertura de nuevas tiendas, así como remodelaciones y otras acciones.

José Manuel González, líder de la industria de retail de KPMG México, explicó que la principal preocupación que analiza el sector detallista del país son las acciones para incrementar el consumo, ya que las expectativas para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se han ajustado a la baja y el aumento de la inflación podría perjudicar a la industria.

“El primer semestre, las ventas totales llevan un crecimiento aproximado de 4% que no era el 6% esperado, no se están alcanzando los objetivos. La economía todavía no pinta bien, crecer a una tasa de 2.5% como estima ANTAD refleja que no se crearán los empleos necesarios”, sostuvo en una entrevista José Manuel González.

El también socio de auditoría de KPMG explicó que la principal preocupación que analiza el sector detallista del país son las acciones para incrementar el consumo del país, ya que las expectativas para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se han ajustado a la baja y el aumento de la inflación podría perjudicar a la industria.

“La inflación estará alrededor de 4% y el crecimiento esperado se ajustó en 2.7%, esto quiere decir que vamos a tener un decremento de 1.3%, porque si la economía no crece por lo menos al ritmo de la inflación, lo que se va generar es una pérdida de poder adquisitivo, ese es el verdadero problema”, destacó.

Un estudio de la ANTAD, con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, señala que el problema para la economía radica en que seis de cada 10 mexicanos gana de uno a tres salarios mínimos y sólo el 7% más de cinco salarios mínimos.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email