Nacionales
Viernes, 10 de Septiembre del 2010

El consumidor peruano se vuelve más especializado: compra marcas más caras y prefiere salir a comer que cocinar

El consumo deja el comportamiento cauteloso y retoma el crecimiento, aunque a un menor ritmo respecto de años anteriores, según estudio de Kantar Worldpanel

Durante el primer semestre del año el consumo dejó de lado el comportamiento cauteloso que lo caracterizó en los primeros meses del 2010 y volvió a retomar, aunque a menor ritmo, la senda de crecimiento precrisis.

Según el estudio “, salvo el segmento alto, todos los demás niveles socioeconómicos experimentaron una importante expansión, alentados por una mayor capacidad adquisitiva.

“El crecimiento fue mayor en el segmento marginal, que experimentó un repunte de 8%. Al parecer el ‘boom’ de la construcción y del sector agroexportador empieza a impactar con fuerza en este sector que esta planificando mejor sus compras”, refirió, Juan Carlos Ramos, gerente general de Kantar Worldpanel.

Cabe mencionar que en junio la economía peruana creció 11,92%, la mayor tasa desde setiembre del 2008 (12,19%); y que según la encuesta de Manpower, las mayores expectativas de contratación para los próximos tres meses están lideradas por servicios y el sector construcción.

Pero ese no es el único cambio que experimentó el consumo. Según el estudio el comprador peruano ha evolucionado y se muestra cada vez más exigente y sofisticado. “Lo que para muchos era una tendencia hoy se ha vuelto una realidad. Las familias dejaron de fijarse en el precio para exigir productos con mayor valor agregado”, refirió Ramos.

En la categoría de alimentos y de cuidado personal las familias peruanas empezaron a consumir con mayor frecuencia productos premium. “Eso lo vemos en fideos y champús, donde se empiezan a consumir los productos más caros del mercado”, dijo.

La misma tendencia se observa en productos de limpieza, en la que hoy se exigen productos multiusos. “No basta tener un suavizante o desinfectante. Para el ama de casa este debe tener otras cualidades”, anotó. La mayor sofisticación y exigencia también se estaría registrando –anotó el ejecutivo– en el nivel medio bajo y en el marginal, en los que se está reemplazando el sachet por el frasco o se está migrando del producto en granel al envasado.

Otro cambio importante es que el consumidor está disminuyendo su frecuencia de compra, pero no lo hace porque tenga menos ingresos, sino porque cada vez que visita una bodega o un autoservicio tiende a comprar una mayor cantidad de productos.

Ramos manifestó que todas las canastas (alimentos, bebidas, cuidado personal y cuidado del hogar) presentan un buen comportamiento, sobre todo aquellas que tienen un atributo particular: la practicidad. En la categoría de alimentos, salvo cervezas y refrescos en polvo, que disminuyen, los demás productos están creciendo.

“Tanto aguas como yogur light crecen por una mayor preocupación por lo estético y el cuidado personal”, anotó Ramos.

Según las últimas cifras de la Corporación Lindley, las aguas de mesa crecen a un ritmo anual de 20%.

El estudio de Kantar Worldpanel revela que el avance del canal autoservicio es cada vez mayor.

A raíz de esta estrategia los precios cayeron 7%. Otra buena noticia es que el ticket promedio en este canal ha crecido sustancialmente. Cadenas como Cencosud (Wong y Metro) invertirán us$230 millones durante el 2010.

CLAVES
1. Los sectores alto y medio alto están pensando ahorrar más para solventar los gastos de educación de sus hijos.

2. En los niveles medio bajo y marginal, los gastos continúan concentrándose en alimentos.

3. Las amas de casa empiezan a inclinarse por los productos light y los orgánicos.

4. Ramos estima que el consumo continuará creciendo, alentado por el buen desempeño de la economía peruana.

5. Recomienda ser cauto con los precios, pues el consumidor suele ser susceptible a esta variable.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email