Internacionales
Miércoles, 29 de Abril del 2015

El crecimiento del comercio electrónico en Argentina

El país vende hasta $ 40.100 millones anuales a través de este servicio.

El comercio electrónico en Argentina, creció durante el 2014 un 61,7% respecto del año anterior, según un estudio sobre los comportamientos de compras en internet de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), efectuado por TNS Gallup Argentina, con un abordaje complementario de Prince Consulting.

Las ventas sectoriales del año pasado treparon a 40.100 millones de pesos (excluyendo el impuesto al valor agregado, IVA), de las cuales 36.300 millones correspondieron a la modalidad “empresa a consumidor” (“business to consumer” o B2C) y 3.800 millones a “operaciones entre consumidores” (“consumer to consumer” o C2C). En la citada evolución del 61,7% influyeron la inflación y la devaluación de enero de aquel año.

Los compradores y los usuarios en línea de productos y servicios mediante computadoras y celulares del 2014 representaron el 49% de los que recurrieron a internet, es decir alrededor de 15,8 millones. Nueve de cada diez de ellos buscaron y compararon en la web antes de resolver y posteriormente concretaron la operación en un establecimiento físico.

Paralelamente, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desalentó las compras en el exterior por los controles y el monto límite para hacerlo sin impuestos. Esto significó casi el final de la “moda” de los sitios chinos, donde un millón de argentinos gastaron entre 500 millones y 800 millones en el 2013.

“En los últimos cinco años, las modalidades B2C y C2C alcanzaron un incremento interanual promedio del 50,3% y el número de ventas on-line representó el 1,6% de todas las minoristas”, afirmó Gustavo Sambucetti, presidente de la CACE.

Semejante desenvolvimiento fue favorecido por:

• El continuo crecimiento de los compradores y los usuarios de internet en el país: de 7,6 millones en el 2004 a 32,2 millones a fines del 2014.

• El sostenido aumento de la proporción de quienes adquirieron on-line: del 10% aproximadamente en el 2001 al 49% en el 2014, cuando superaron los 14 millones.

• El mayor “comercio móvil” (“mobile commerce”), implementado por una de cada tres empresas.

• La suba exponencial de los usos de las redes sociales para la promoción on-line, que fue del 90% (frente al 76,5% del 2013). Además, el 43% de las firmas recurrieron a dichas redes para vender.

• Las mejoras en la logística, la distribución y los plazos de entregas, enfocadas sobre los envíos a domicilios beneficiaron las transacciones.

• La comodidad como principal ventaja de las operaciones y, enseguida, ahorros en los precios.

• Más usos de las tarjetas de crédito para las adquisiciones, siete de cada diez compradores.

• Mayores usos de los celulares para chequear precios on-line, para compras “off-line”.

Las empresas, en promedio, pronosticaron que para este 2015 el crecimiento del “e-commerce” sería del 58%, más que el 45% anual del período 2010-2013.

La penetración de internet sobre toda la población se estimó en el 75%, lo que representaría aproximadamente 32,2 millones de personas. Al menos la mitad tenía accesos a la red desde sus viviendas.

Los hábitos de acceso a internet demostraron que los internautas locales, en promedio, poseían 3,5 dispositivos para conectarse, desde teléfonos, tablets, computadoras de escritorio y notebooks.

Se comprobó, además, que el 45% de la población tenía accesos desde smartphones y el 16% desde tablets, datos que convenía atender para encarar una estrategia acorde con los nuevos “consumidores móviles”.

Como anualmente hubo una expansión de la banda ancha, especialmente en las zonas urbanas, en la CACE dedujeron que los accesos a la red seguirían aumentando tanto desde los hogares como desde ciber, organismos estatales, lugares públicos y negocios con wifi.

Argentina lidera la penetración de internet en América Latina

Argentina seguiría liderando así la penetración de internet en América Latina, aunque se advirtió que convendría observar datos actualizados de Chile.

El gasto promedio por comprador y/o usuario se incrementó el 43%: pasó de 2.000 pesos en el 2013 a 2.864 en el 2014. Igualmente, se observó que eran más los que efectuaron al menos la adquisición de un producto/servicio vía on-line en el 2014: casi 15,8 millones, el 49% de la totalidad, frente a 12 millones del año precedente.

El estudio también difundió los tickets de gastos promedio por actividad del 2014 y fueron en pesos: turismo, 6.390; indumentaria y deporte, 666; niños, librería y cosmética, 510; tecnología, 2.323; artículos para el hogar, decoración y jardín, 2.048, y entradas para eventos, 436.

Las tarjetas de crédito/débito encabezaron los medios de pago preferidos. Aparte, la CACE destacó que de considerarse plataformas como Mercado Pago y Pagomiscuentas.com, siete de cada diez de esas operaciones se realizaron con esa modalidad. Detrás figuraron los pagos contrarreembolso y los depósitos/transferencias bancarias.

La computadora de escritorio fue el dispositivo preferido para las transacciones on-line (73%), seguidos por las notebooks (38%), y al mismo nivel los smartphones (38%). Luego figuraron las tablets, las netbooks, las consolas de videojuegos, iPods y los smart TV.

Lo que los compradores y usuarios tuvieron en cuenta antes de concretar sus operaciones:

• Las recomendaciones, experiencias con el/los productos o búsquedas web.

• Antes de decidirse, nueve de cada diez buscaron y compararon. Calificaron como “muy importante” que los precios aparecieran en la web.

• Usaron celulares (más que computadoras personales), nueve de cada diez para cotejar productos y precios on-line y adquirir “off-line”.

La mayoría de los habitantes recurrió a algunos sitios, como Mercado Libre. También recurrieron a los cupones de descuento (Groupon, Cupónica, Agrupate, DescuentoCity, Clubcupón, Letbonus, etc.) y negocios (como Falabella, Garbarino y Fravega).

Un 53% de las personas utilizó plataformas on-line para comprar o vender, como Alamaula, OLX y otras que hasta permiten conseguir productos de segunda mano.

El estudio de la CACE demostró que:

• El 73% de los compradores y los usuarios solicitó envíos a domicilio.

• El 59% efectuó los retiros en los puntos de ventas.

• El 30% optó por las sucursales del correo.

• El 23% prefirió buscarlos en depósitos u oficinas.

Más de la mitad de los envíos se realizaron en una semana o menos, de acuerdo con las distancias de los lugares de las adquisiciones hasta la Ciudad de Buenos Aires.

El rubro indumentaria fue el que más creció en104% el 2014, respecto al año anterior.

Como se agregó la ropa y los accesorios para los bebés, paulatinamente los compradores confiaron en definir las operaciones mediante la web. A continuación, por aumentos, estuvieron los electrodomésticos de las líneas “blanca” y “marrón” (heladeras, lavarropas, calefones, etc.) con el 91%, los artículos deportivos con 89% y los electrónicos, juguetes y entradas para eventos.

El turismo pareció rezagado respecto de su posición en el 2013, pero mantuvo su liderazgo en la participación total por facturación: 27,5% en el 2014, con 9.900 millones de pesos.

A continuación estuvieron la tecnología, los artículos para el hogar y la indumentaria.

Debido a las restricciones para comprar en el exterior dispuestas por la AFIP, las mayores ventas sectoriales de alguna manera fueron impulsadas en determinados sitios (como Alibabá) y las promociones (HotSale, Cyber Monday y Black Friday).

Las fusiones o las adquisiciones de empresas captaron inversiones por 3.974 millones de dólares el año pasado, un aumento del 55% con relación a las de 2.562 millones del 2013, de acuerdo con la consultora Orlando J. Ferreres y Asociados. La mayoría de esos capitales, aproximadamente, fueron nacionales, con el 50,3%, y posteriormente se ubicaron los de Canadá, 20,9%; Estados Unidos, 18,8%; Alemania, 9%, y China, 8,6%.

Otra consultora, Deloitte, destacó entre las compras del 2014 la de ClickDelivery por portales globales del negocio de comidas Food Panda y Delivery Hero, “por la importancia de un sector ya no incipiente sino estratégico en América Latina en general y en la Argentina en particular, que es el comercio electrónico y los negocios sobre la base de internet”.

“El comercio de la web viene creciendo porque más compradores y usuarios lo hacen año a año –sostuvo Sambucetti–. Pasa un poco lo que sucede en los bancos con el ‘home banking’. Éste no es sólo un esfuerzo desde la demanda sino también desde la oferta”.

La proporción de compradores on-line en el país tuvo una penetración superior en la franja etaria de 18 a 24 años, al alcanzar el 37%, en tanto la de 25 a 34 años captó el 35%. Los hombres (57%) tuvieron mayor actividad en las operaciones virtuales en comparación con las mujeres (43%). Desde el punto de vista geográfico, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires concentró el 54% de los compradores y los usuarios, seguida por el Gran Buenos Aires, con el 26%, y el resto del país, 20%.

Sambucetti admitió que en los últimos años creció la cantidad de personas de entre 40 y 50 años interesadas en aprender nuevas tecnologías y comprar on-line.

Por la evolución de la indumentaria, las principales marcas ya tienen sus sitios y tiendas on-line. Con relación a las reservas de lugares para las vacaciones, Sambucetti resaltó que en la Argentina y en el mundo, “todo lo que es servicio puro fue lo primero que emigró a internet”. Esto incluye tickets aéreos, paquetes turísticos, shows y espectáculos, con penetraciones de más del 50%.

“En Estados Unidos existe el concepto ‘mobile first’, o sea ‘el móvil primero'”. Las firmas de internet diseñan la interfaz con los usuarios pensando primero en el móvil y luego en la computadora. De esa manera, muchos consultan precios y productos desde sus smartphones.

Por ahora, los supermercados fueron los menos beneficiados por las ventas on-line, que “representan el 2 o el 3% de las operaciones totales. Únicamente una de cada treinta personas compra por computadora o celular”.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas