Internacionales
Jueves, 3 de Abril del 2014

El ecommerce transfronterizo se incrementará en todo el mundo

Las marcas reconocen la necesidad de contar con clientes internacionales.

La compra en el ecommerce está demostrando ser muy tentadora para los consumidores online que estén dispuestos a acceder a una mayor gama de productos con mejores precios.

Esta tendencia tiene el potencial de ser también lucrativa para aquellos minoristas que estén dispuestos a conseguir clientes internacionales evitando que los desafíos logísticos se conviertan en un inconveniente.

Según un estudio de eBay, está previsto que en 2020 se incrementen las ventas transfronterizas en un tercio en todo el mundo, llegando a triplicar esta cifra en los próximos cuatro años.

Para obtener una visión más generalizada del comercio electrónico transfronterizo en Europa, se observa que las 50 tiendas  más importantes del Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Polonia y España se han internacionalizado con el fin de atraer a consumidores extranjeros.

No hay duda de que los clientes internacionales ya están presentes en tiendas online españolas pero teniendo en cuenta que cada país tiene una forma diferente de gestionar los clientes internacionales, es importante atender a las razones que hacen que ciertos países funcionen mejor en el negocio transfronterizo que otros.

De acuerdo a un estudio, las entregas internacionales son mediante impulso de la proximidad geográfica y lingüística, donde el 68% de las 50 tiendas analizadas ofrecen una forma de entrega internacional a los clientes.

Ninguna de las tiendas del estudio ofrece entrega gratuita a lugares fuera de España, por ejemplo. Este servicio ha sido siempre más bien escaso, sin embargo, la idea de la entrega internacional en un contexto más amplio en el comercio electrónico ya tiene precedentes.

De acuerdo a ello, se ha podido comprobar que ciertos países tienen cierta ventaja con respecto a otros en las ventas transfronterizas y que, por lo tanto, están más dispuestos a sacar provecho de los compradores extranjeros. En Alemania, por ejemplo, se da el caso de que la proximidad geográfica y lingüística hace que muchas tiendas entreguen automáticamente a Austria.

La misma tendencia de aprovechar la ubicación geográfica y las similitudes lingüísticas se detecta en España, con una mayor frecuencia de entrega a Portugal, Andorra y Francia.

No es sorprendente ver en el estudio que los sitios de comercio electrónico en el caso de Italia y Polonia sean los menos propensos a ofrecer la entrega internacional, habida cuenta de que el italiano y el polaco no se habla en ningún otro lugar.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email