Nacionales
Martes, 16 de Junio del 2015

El foco de Ripley es hacer madurar las operaciones actuales durante este año

img-1434472712

 

Dentro de sus proyectos tienen fijo su ingreso al Mall del Sur y al Real Plaza Puruchuco.

La departamental chilena Ripley ya mira el 2016, año en el que reactivarían sus aperturas al ritmo que se abran nuevos centros comerciales. Así, este año se enfocarán en lograr la mejora continua frente a la competencia de las marcas internacionales.

“La idea es hacer madurar las operaciones actuales, realizar cambios en la propuesta de valor (marcas) y mejoras dentro de las tiendas, como el diseño, además del servicio y los procesos”, afirmó Daniel Belaúnde, gerente general de Tiendas Ripley.

En diálogo con Gestión, el ejecutivo indicó que no tienen una fiebre de expansión porque ya se encuentran en todas las grandes ciudades, y que ahora el foco es ser competitivos. “Hoy el frente de expansión ha dejado de ser el más relevante, queremos mejorar los procesos”, afirmó.

Proyectos en camino

Hoy Ripley se encuentra en ciudades grandes que cuentan con más de 200,000 habitantes y le queda por llegar a provincias como Iquitos, Cusco y Tacna.

“Cuando los proyectos en esas ciudades maduren llegaremos; en las ciudades más pequeñas no tenemos previsto ingresar”, anotó.

En ese plan, lo que es fijo es su ingreso en marzo del 2016 al Mall del Sur y luego al Real Plaza Puruchuco.

“Tenemos contratos firmados, pero estos irán saliendo a medida que se construyan los malls. Algunos proyectos se han alargado por permisos y licencias, pero lo que es seguro es que las siguientes tiendas que abramos serán cada vez más chicas porque dependemos de los espacios que se den en los centros comerciales”, sostuvo Belaúnde, tras anotar que este tamaño no se aplicaría en Real Plaza Puruchuco, a donde también ingresarían.

El clima cambia

El retailer chileno se enfrenta a un año en el que la expectativa es crecer entre 4% y 5%, algo similar a lo que crecerá la industria. Pero saben que tienen un factor clave que enfrentar: el clima.

“Es un tema muy sensible. Cuando compramos una línea la hacemos para que tenga una vida dentro de la tienda, y así salga un sol radiante tenemos que vender. No nos impactó la primera parte de la temporada otoño-invierno, y ahora venimos controlando el stock y consideramos que tendremos un impacto, pero esperamos que sea el menor”, precisó Belaúnde.

En caso de que la situación se complique, la estrategia es “empujar la mercadería”, acelerando promociones con el fin de cumplir la cuota de venta semanal.

La Rambla de Breña

Este año ya realizó su única apertura, en La Rambla de Breña, y en el 2016 crecerán al ritmo que abran nuevos malls.

El nuevo local de Ripley representa el número 16 en Lima y el 26 a nivel nacional, contando el del distrito de Asia que abre solo en verano. Esta tienda tiene 4,500 m2, mientras que la más grande de la cadena 14,500 m2 y la más chica 2,800 m2.

Así, Ripley ingresa por primera vez a un mall vecinal donde estiman ventas en el primer año por US$ 12 millones, con una inversión de US$ 4 millones.

La compañía espera seguir creciendo como competidor, donde actualmente, junto a Falabella, tienen la mayor participación de la torta, y el resto es compartido por Oechsle y Paris.

Esta noticia es auspiciada por:

 

Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email