Retail
Viernes, 10 de Diciembre del 2010

El restaurante peruano Latin Bites es considerado el mejor del mes en Texas

El artículo de la periodista Patricia Sharpe, publicado primero en el “Texas Monthly” y luego en “The New York Times” destaca al restaurante Latin Bites e invita a todos a disfrutar de su comida.

Un ambiente cálido, donde los clientes conversan muy a gusto, y los precios son extremadamente justos para una carta variada. Esa fue la primera impresión que se llevó la periodista Patricia Sharpe al ingresar al restaurante Latin Bites.

Según el artículo publicado en The New York Times, Sharpe encontró en el menú palabras que le resultaron familiares como cebiche, sashimi y empanadas. Sin embargo, algunos platos como tacu tacu, cancha y lúcuma, le eran totalmente extraños.

¿QUÉ PLATOS PROBÓ LA PERIODISTA?

“Debes empezar primero con las empanadas”, dice Sharpe. Crujientes y rellenas de lomo, son acompañadas con salsas de culantro y rocoto. Luego, ella continuó con dos platos que la cautivaron. Uno de ellos fue un filete mignon a la plancha sutilmente picante con un aderezo de ají panca y mantequilla. El otro consistió en un pollo a la parrilla, marinado previamente con ají panca y mirasol.

Asimismo, los acompañamientos ilustraron a la periodista sobre nuestras costumbres culinarias, haciendo un paralelo con la comida americana. “El tacu tacu nos hizo pensar en el relleno del Día de Acción de Gracias y, cuando probamos la cancha, pensamos que podrían ser “las nueces de maíz peruanas””.

EL FAMOSO CEBICHE

Durante su segunda visita, Patricia Sharpe no pudo resistirse a probar el cebiche, uno de nuestros platos bandera. Ella describe el plato como “trozos de lenguado fresco cocinados en jugo de limón, conocido como leche de tigre. Sazonado con ají y adornado con camote y choclo”, considerándolo “delicioso”.

Las frutas nativas del Perú, desconocidas para muchos extranjeros, se lucieron en los postres del restaurante. Sharpe también probó el tiramisú, preparado con café, pisco y mousse de lúcuma. Pero para la periodista, lo mejor fue la terrina de helado con mango y chirimoya.

“Cuando nos fuimos, estábamos listos para hacer una nueva reservación”, finalizó Patricia Sharpe, quien consideró que la visita a Latin Bites constituye un viaje culinario.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email