Internacionales
Lunes, 22 de Septiembre del 2014

Escándalo financiero en Tesco

La multinacional británica se tambalea señalando que su beneficio será un 23% inferior.

El retailer británico Tesco ha rebajado sus previsiones iniciales de beneficio en el primer semestre del año –cerrado el 23 de agosto–, tras comprobar que sus cuentas habían sido “exageradas” en 318 millones de euros. La estimación inicial, publicada el 29 de agosto, preveía un beneficio de 1.399 millones de euros.

“Tesco ha identificado una sobreestimación de su beneficio esperado en el primer semestre, debida principalmente a un reconocimiento acelerado del ingreso comercial y a un retraso en la capitalización de gastos”, ha señalado el operador en un comunicado.

La empresa asegura que está trabajando para calcular el impacto que tendrá este desvío de las cuentas en el conjunto del ejercicio.

Ahora, el grupo ha señalado que su beneficio será un 23% inferior a la cifra inicialmente indicada y ha anunciado que los resultados definitivos del primer semestre se publicarán previsiblemente el 23 de octubre. Además, Tesco ha solicitado a Deloitte que lleve a cabo una revisión “exhaustiva e independiente” de estos hechos.

“Hemos descubierto un problema grave y hemos respondido de forma acorde. El presidente y yo hemos actuado con rapidez para establecer una investigación exhaustiva e independiente”, ha reconocido el consejero delegado de Tesco, Dave Lewis, que llegó al cargo el pasado 1 de septiembre.

El CEO del gigante británico ha subrayado que el consejo, los trabajadores, los clientes y él esperan que Tesco opere “con integridad y transparencia”, por lo que se tomarán medidas “decisivas” cuando se conozcan los resultados de esta investigación.

En este sentido, la prensa británica afirma que la compañía ha suspendido a cuatro directivos de las divisiones comercial y de negocios en el marco de la investigación, entre los que se encuentra el director general de Tesco UK, Chris Bush.

Los vaivenes que se están produciendo en la cúpula directiva son también reflejo de las oslaciones que se están produciendo en el consumo en el Reino Unido, donde Tesco tiene que hacer frente a una feroz competencia de otros retailers, como Asda.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email