Mercados
Miércoles, 20 de Junio del 2012

España: El pronóstico de consumo es nublado

Los españoles redujeron su frecuencia y cantidad de compra.

Los consumidores españoles no ven la luz al final del túnel y prevén continuar reduciendo su gasto y ahorrando más dinero en los próximos doce meses, en vistas de un futuro complicado. Este es uno de los datos más significativos que se desprende del informe Tracking Consumers Through Europe’s Debt Crisis, realizado por The Boston Consulting Group (BCG).

El documento destaca el cambio de actitud frente al gasto y el comportamiento de compra de los consumidores de Grecia, Francia, Alemania, Italia, España, Reino Unido y Suiza.

El contraste de condiciones económicas en Europa ha dado como resultado una amplia serie de actitudes sobre el gasto y el comportamiento de compra. En el caso de España, y haciendo un símil meteorológico, BCG clasifica las respuestas de los encuestados del país dentro del pronóstico nublado, igual que en Italia.

La continua recesión en ambos países ha dejado en los consumidores la sensación permanente de que su mundo se va a colapsar. Los altos niveles de ansiedad e inseguridad laboral han llevado a los encuestados de Italia y España a reducir su frecuencia y cantidad de compra.

La previsión del BCG es que entre el 75 % y el 80% de los encuestados compren más productos en promoción en los próximos doce meses y reduzcan sus compras de productos a precio completo.

Muchos de los consumidores de estos dos países contactados por el BCG expresan su enfado tanto contra el gobierno actual que dirige el país como contra las instituciones financieras y les culpan de la actual situación de crisis económica.

En este sentido, los consumidores encuestados sienten una gran inseguridad laboral. Por ello, el ahorro se ha convertido en el valor que más crece en importancia desde 2010 en España. Tras él, se encuentran la importancia del dinero, la estabilidad y la salud. Por el contrario, los valores que más bajan son el lujo, la religión, el patriotismo y el estatus.

Según el estudio, los consumidores ahorran más por tres razones fundamentales: por precaución en caso de otra recesión profunda, por el miedo a perder el trabajo y por razones familiares.

Para poder incrementar el volumen de compra de los consumidores y recuperar la senda del crecimiento, el BCG describe cuatro imperativos que las compañías deberían seguir. En primer lugar, el informe destaca que las empresas tendrían que contar con estrategias para cada mercado en el que operen, tanto a nivel de planes de precios como estructuras de coste pasando por el posicionamiento de marca y el márketing.

En opinión del BCG, las compañías deberían entender lo que los consumidores más valoran y proporcionárselo. Productos para disfrutar en casa, marcas que apelen a su historia y a su herencia y artículos fabricados en el mercado local son algunos de los más valorados por los clientes. Las empresas también tendrán que proporcionar a sus consumidores valores tangibles y estar preparados para enseñar a los clientes a pensar en términos de durabilidad.

Por último, el BCG destaca como valor el invertir en una experiencia de compra ganadora. Las compañías deberían estar preparadas para ciclos entre compras más largo, especialmente para productos más duraderos.

http://www.modaes.es

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email