Especialista
Viernes, 17 de Noviembre del 2017

El tren del Mundial

Por Fernando Gallardo, docente de Posgrado de la Universidad de Piura

email

 

El optimismo en el consumidor es un factor clave para que compremos más. Así como en otros ámbitos el ánimo del empresario es clave para que invierta, lo mismo pasa con el consumidor.

Perú irá al mundial y próximamente viviremos una atmósfera sumamente favorable hacia el consumo, y si las compañías lo saben aprovechar van a verse directamente beneficiadas. Que la selección de tu país participe en un mundial beneficia a todos, ya sea en lo comercial como en lo emocional. En esto radica la constancia y el esfuerzo de la clasificación.

Muchas marcas van a tratar de subirse al tren de la selección ya que si no lo hacen estarían dejando pasar una gran oportunidad de enganchar con el entusiasmo de la gente. Obviamente hay algunas categorías que son más afines que otras, por ejemplo, las categorías de cuidado personal masculino y marcas deportivas como las camisetas, que han crecido en más del 100% en ventas.

Empecemos por la forma de ver el partido; una opción es verlo en casa, para ello, se activarán las bebidas, snacks, delivery de comida, etc. Otra opción es verlo en un restaurante, bar o ambiente propicio para disfrutar del partido. Ambas opciones requieren de realizar un consumo.

En cuanto a la venta de televisores, se han visto casos como Paraguay, Chile y Ecuador, países que en algún momento han estado por muchos años fuera del mundial y que lograron reinsertarse, dando como resultado el alza de las ventas de los televisores hasta en un 30%.

Otra categoría que se beneficiará rápidamente serán los celulares. Muchos partidos se tendrán que ver desde el trabajo, por lo tanto, los smartphones de más tamaño, que brinden mejor calidad de audio e imagen, van a ser los más requeridos por los consumidores.

En cuanto a la publicidad en los canales de televisión; las tarifas pueden subir alrededor de 25 y 30% por encima de la tarifa regular en ese tipo de eventos deportivos. Pues “todo el Perú estará conectado” y esa audiencia multitudinaria eleva el valor.

Por ejemplo, en el sector turismo, un paquete Perú – Buenos Aires – Perú, antes del partido de Perú vs. Ecuador, costaba alrededor de 400 ó 450 dólares. Luego de ese partido, los paquetes subieron entre los 800 ó 900 dólares, por un efecto de demanda. Ahora, muchas agencias de turismo ya están presentando sus paquetes a Rusia, y están entre los 7 mil y 13 mil dólares.

Son innumerables ejemplos de un gran optimismo en el consumo interno. Y un gran reto para las empresas que se sumen goles a las oportunidades que el deporte rey ofrece. El mundial de fútbol siempre será una gran excusa para impulsar el comercio.


Este artículo es auspiciado por:

Solicita información del curso:

Please leave this field empty.


email
[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas