Estudio
Miércoles, 28 de Septiembre del 2016

El precio es importante, pero no lo es todo

Los consumidores con frecuencia están dispuestos a pagar más si consideran que los beneficios superan el precio.

email

Mientras que muchos consumidores se mantienen conscientes de los precios, impulsando el crecimiento en los canales de valor, algunos consumidores se están cambiando para lo que ellos consideran que tiene valor y calidad adicional.

Actualmente, los shoppers están buscando buenas ofertas independientemente de su situación económica. En efecto, para muchos consumidores, la búsqueda de ofertas es la emoción de la persecución.

A nivel mundial, el 59% de los encuestados por Nielsen, consultora que realiza estudios de mercado y de comportamiento del consumidor, mencionó que disfrutan de tomarse el tiempo para encontrar gangas. Esta es una motivación particularmente fuerte en América del Norte (68%) y en América Latina (64%).

Sin embargo, para hacer que los compradores sigan comprando, las marcas deben exceder las expectativas de los compradores y demostrar de forma convincente que el precio más alto verdaderamente se justifica.

“Los consumidores con frecuencia están dispuestos a pagar más si consideran que los beneficios superan el precio. Una de las formas más eficaces para evitar las guerras de precios y las estrategias de promociones no sustentables es aumentar los beneficios percibidos que proporcionan” indicó Steve Matthesen, Presidente de Nielsen Retail Vertical, en la investigación sobre estrategias de crecimiento del retail denominado “Cómo prosperar en el nuevo entorno detallista”.

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo es el shopper peruano en el sector retail?

ATRIBUTOS QUE BUSCA EL SHOPPER

Pero, como los detallistas exitosos saben desde hace tiempo, el precio y el valor no son lo mismo. Cuando se trata de la selección de tiendas, los atributos relacionados con los precios se encuentran por debajo de varios otros.

Los productos de alta calidad (57%), la ubicación conveniente (56%) y la disponibilidad de producto (54%) se consideran como los elementos más influyentes a la hora de determinar dónde comprar.

Un menor número de encuestados dice que la buena relación calidad-precio (52%), precios más bajos en general (48%), excelentes ofertas o promociones (47%), buenas ofertas o cupones en los folletos semanales (37%) son de gran influencia.

Los atributos relacionados con el precio son más influyentes en América Latina y América del Norte que los promedios globales.

“A pesar de una intensa actividad de promoción entre los detallistas y fabricantes, se ha creado una expectativa entre los consumidores de que los precios bajos deben ser la regla, algunos consumidores están recalibrando sus gastos, y cada vez más, el valor es más importante que el precio más bajo”, explicó el ejecutivo de Nielsen Retail Vertical.

Asimismo, refirió que un elemento principal para aumentar la participación en el gasto del cliente es comprender y responder a las necesidades de los consumidores locales. “La diferenciación es la forma de crear una ventaja competitiva.”

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo compran los shoppers en los supermercados de la región?

ANALISIS POR MERCADOS

De hecho, en el sudeste de Asia, un análisis de ventas minoristas de Nielsen de 16 categorías en seis mercados muestra que las ventas de valor en el segmento premium crecieron el doble (21%) que los segmentos de valor y de consumo masivo (10% y 8%, respectivamente) entre octubre 2012 y 2014.

China muestra una tendencia similar, incluso con un mayor crecimiento en el segmento premium (23%). En muchos lugares, los retailers que están ganando están ubicados en los extremos opuestos del rango de precios.

En los EE.UU., un análisis de las ventas valor en supermercados realizado por Nielsen reveló que existen dos nichos atractivos para dos tipos de clientes muy diferentes, tiendas de descuentos y cadenas de supermercados naturales/gourmet, mismas que se están expandiendo en número de tiendas y obteniendo participación de los supermercados de consumo masivo.

Entre 2015 y 2020, el crecimiento de estos nichos (que se prevé que sea de 2,6% y 6,8% anual, respectivamente) se espera que supere el de los supermercados de consumo masivo (que se prevé que sea de 1,4% anual). En conjunto, estas tendencias han presionado a los grandes minoristas.

En síntesis, no es de extrañar que el precio es importante; siempre lo ha sido y siempre lo será. De hecho, cuando se examina los factores que influencian las decisiones de compra en 19 categorías de producto, el precio era uno de los dos atributos principales que intervenía en la selección de productos entre los encuestados globales junto con el sabor para las categorías comestibles y el nombre de la marca en las no comestibles.

detallistas-compradores-nielsen

Este artículo es auspiciado por:

seminario-octubre-526x113-px-2

email
[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas