Retail
Viernes, 13 de Junio del 2014

Evolución del ‘retail’ farmacéutico en el Perú

El acelerado crecimiento de las cadenas en el 2014 golpeará fuertemente las ventas de las boticas independientes.

Unas son de cal y otras son de arena. Esta expresión resume el complejo escenario que hoy experimentan las farmacias independientes frente a las cadenas de boticas.

Mientras las ventas en las cadenas crecieron en el 2013, la demanda en el canal independiente cayó en aproximadamente 2%, asegura Roberto Aspilcueta Tovar, presidente de la Asociación de Farmacias y Boticas Independientes del Perú (Afabip).

No obstante, este decrecimiento no se condice con el número de establecimientos que, por el contrario, aumentó a 8.723, según IMS. Además señala que esta aparente expansión es engañosa porque, pese a ello, la participación en ventas permanece casi igual (41%).

“Asimismo en el universo de las independientes también se da la concentración de ventas, pues alrededor de 2000 establecimientos, que en general son cadenas más pequeñas, representan aproximadamente el 80% de la facturación”, asegura.

¿Y qué les espera en este 2014?

El representante gremial afirma que la agresiva estrategia de expansión de las cadenas, especialmente de Inkafarma, afectará gravitantemente las ventas del canal independiente. Incluso en provincias también han perdido fortaleza.

Una propuesta polémica

Aspilcueta manifiesta que, en vista de lo que está aconteciendo, han pedido a las autoridades, así como a representantes del Congreso, que se regule la apertura de nuevos establecimientos pertenecientes a las cadenas.

“Estas han consolidado una posición de dominio que la Constitución prohíbe (Art. 61)”, asevera.

Paralelamente, este canal continúa centralizando las compras bajo un solo operador logístico para ser eficientes. Sin embargo, una de las salidas para que el canal independiente sobreviva y no muera en el intento es especializarse y profundizar en ciertas categorías, señala Arnaldo Aguirre, gerente de Estudios Multiclientes de Arellano Márketing.

“Si no pueden competir por precio, entonces lo lógico es que creen fidelidad frente a las grandes cadenas en ciertos productos”, precisa.

A diferencia de las bodegas o de las ferreterías, las boticas independientes han sido más golpeadas por las cadenas, porque estas también tienen la ventaja de la cercanía, dice Aguirre.

Ernesto Aramburú, director gerente de Inversiones y Asesorías Araval, es menos optimista y considera que no le ve muchas salidas a las farmacias independientes.

“Las cadenas tienen una mayor capacidad de reposición (de 48 máximo) a diferencia de las independientes, lo que las lleva a manejar un mayor stock que les genera más gasto y una menor rentabilidad”, explica.

Al respecto, considera que con el tiempo este canal finalmente será absorbido por las grandes cadenas, como ya se ha dado en otros sectores del canal moderno (supermercados) salvo que se orienten a ofertar otros productos o a diferenciar sus servicios.

Poder de negociación

Respecto a la interrogante sobre si las boticas independientes han perdido poder de negociación frente a las cadenas, Roberto Aspilcueta asegura que los dueños de las cadenas de boticas son los mismos dueños de las droguerías y/o laboratorios e importadoras. “Estos proveen a su propia cadena con precios menores que al canal independiente”, afirma.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email