Internacionales
Jueves, 18 de Diciembre del 2014

Expansión de centros comerciales en Colombia se da en ciudades intermedias

Este fenómeno se da a raíz de la necesidad de las marcas por atender a los consumidores en zonas desatendidas.

Las ciudades intermedias, de menos de 500.000 habitantes, dejaron de ser nichos poco comerciales, y pasaron a ser un motor para el aumento del consumo de Colombia, que aporta más de 60% del PIB, a raíz del combustible que los malls han aportado a estos destinos.

Lugares como Ibagué, Cúcuta, Villavicencio, Ipiales, Chía, entre otros, son muestra de esta tendencia debido a que han inaugurado y están construyendo centros comerciales de más de 30.000 metros cuadrados de área comercial, más de 80 locales y espacio para más de 1.000 parqueaderos.

Justamente, hay malls como Acqua Power Center, de Ibagué, Viva Villavicencio y Gran Plaza en Ipiales (Nariño), que abrieron en el segundo semestre de este año, y otros como el Tennis Park de Cúcuta o Fontanar de Chía que son aportados por los constructores y que abrirán sus puertas en los próximos años.

Según Luis Carlos Martínez, gerente general de la firma Cimcol que invirtió más de $180.000 millones en la construcción del complejo comercial Acqua Power Center, hay una creciente demanda de comercio en Ibagué que se combina con la llegada de nuevos empresarios.

Razón por la que decidieron crear un proyecto que reuniera 142 locales comerciales en un área de 32.050 metros cuadrados; oficinas y un hotel Sonesta operado por GHL que abrirá a mediados de 2015.

“Nosotros vendimos 45% de los locales directamente a inversionistas. El porcentaje restante lo arrendamos como modelo de negocio”, sostuvo el director de Cimcol.

Una de las marcas debutantes en Tolima es Falabella que aterriza como ancla de este nuevo centro comercial, a la que se le une la tienda de Platillos, Royal Films y el gimnasio Spinning Center.

Sobre la expansión de los centros comerciales, Carlos Betancourt, director ejecutivo de Acecolombia, gremio de estos complejos, dijo este fenómeno se da a raíz de la solidez de la economía, la duplicación de la clase alta y media, y la necesidad de las marcas por atender a los consumidores en zonas desatendidas anteriormente.

“La solidez sostenida de la economía, la duplicación de la clase alta y media, y la necesidad de las marcas por atender a los consumidores permiten este fenómeno”, sostuvo Betancourt.

Y es que la economía en el tercer trimestre del año creció 4,2% según el Dane, y el segundo rubro que más le aportó fue el de comercio, con 4,8, después del de construcción que aumentó 12,7%.

Juan Luis Aristizábal, presidente de Conconcreto, que construyó y es dueño del mall de Nariño y además participó en la construcción del complejo tolimense, resaltó que es un buen negocio construir este tipo de proyectos y luego arrendarlos.

Además, el directivo aseguró en días pasados que su estrategia más agresiva sería en los centros comerciales, que actualmente representan cerca de 50% de su portafolio.

“Los centros comerciales representan cerca de 50% de nuestro portafolio y en ellos nos concentraremos en los próximos cuatro años”, refirió Aristizábal.

La entrada de marcas reconocidas o internacionales y también la dinámica comercial que generan en las ciudades que antes eran llamadas pequeñas, son muestra de que estos malls han cambiado la cara del lugar.

Otro ejemplo de esto es el Viva Villavicencio que abrió en agosto con una oferta de 140 almacenes, 52.000 metros cuadrados de área comercial y 1.500 parqueaderos, tras una inversión de $230.000 millones.

Aristizábal resaltó que hay zonas donde hay exceso de oferta comercial, y es por ese motivo que están entrando donde no hay penetración.

Esto produjo la construcción del Gran Plaza de Ipiales, con más de 13.000 metros cuadrados de oferta comercial. Y ha acelerado la construcción de Fontanar, ubicado en Chía, que estima abrir en el primer semestre de 2015.

Proyectos antiguos se remodelarán para competir

La llegada de marcas internacionales y sobre todo de nuevos centros comerciales ha hecho que los malls de Colombia que llevan en las ciudades más de cinco años se remodelen, para seguir fidelizando clientes y así reponerse ante la competencia que genera la novedad.

Según datos de Acecolombia, en 16 ciudades hay 36 complejos comerciales que se están renovando o ampliando tanto en zonas principales e intermedias como Facatativá, Tunja y Yopal.

El gerente del centro comercial Hayuelos, Guillermo Gómez, dijo que un mall debe remodelarse porque los clientes siempre están buscando algo diferente, y su poder adquisitivo está creciendo para comprar.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email