Internacionales
Viernes, 13 de Marzo del 2015

Gap inicia su desarrollo con El Corte Inglés como franquiciado en España

El estilo americano ya tiene su punto de venta para comenzar la conquista de este país con una ‘shop in shop’ de 400 metros cuadrados.

Tras poner en marcha un establecimiento en el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol de la mano de Dufry, el grupo estadounidense Gap abre las puertas de su primera tienda en el centro de una ciudad española mediante una alianza con El Corte Inglés.

La empresa prevé finalizar 2015 con seis establecimientos en el país con el grupo de grandes almacenes, a los que se sumarán cinco más en aeropuertos. La firma americana ‘conquista’ así su quinto mercado en Europa, después de tener espacios de venta ya en Gran Bretaña, Francia, Italia e Irlanda.

El Corte Inglés ha sellado un acuerdo con Gap, número tres mundial de la distribución de moda, para convertirse en franquiciado en exclusiva del grupo estadounidense en España.

A lo largo de 2015, el grupo de grandes almacenes abrirá cinco franquicias más de Gap (la siguiente será en agosto en el complejo de Castellana de Madrid), todas ellas dentro de sus centros a partir de septiembre.

El grupo de grandes almacenes será el encargado de gestionar los espacios de Gap en España, comprando el stock y aportando el personal.

Por el momento, El Corte Inglés se centrará en la apertura dentro de sus propios complejos, si bien no se descarta la puesta en marcha de tiendas a pie de calle.

“Aunque todavía no se ha hablado de ello”, señaló ayer a Modaes.es con motivo de la apertura Ismail Seyis, vicepresidente de franquicias de Gap.

De hecho, el ejecutivo del grupo estadounidense compara España con el que hoy en día es el primer mercado de la compañía por número de franquicias, México.

Gap desembarcó en el mercado mexicano hace siete años de la mano de los grandes almacenes Liverpool y, tras tejer una red de tiendas dentro de sus centros, inició el desarrollo con establecimientos a pie de calle. En México, la cadena cuenta 65 puntos de venta y cuarenta son tiendas independientes.

Los escaparates del centro de El Corte Inglés en la Rambla de Barcelona saludan ya a los transeúntes con un “Hello Barcelona” de Gap, que se repite en las escaleras mecánicas del complejo hasta llegar a la cuarta planta del edificio, donde la estadounidense ocupa 400 metros cuadrados.

El espacio, delimitado con cristales para separarlo del resto de firmas, ofrece las colecciones de hombre, mujer, niño y bebé de la marca, con precios superiores a los que ofrecen en España rivales como Zara o H&M.

“¿Por qué hemos tardado tanto en entrar en España? Es una buena pregunta. Quizás porque hasta ahora no habíamos encontrado un buen socio”, afirma Seyis.

Además, agregó que el acceso a las ubicaciones inmobiliarias y conocimiento del mercado son los dos elementos que han hecho que Gap se decante por una alianza con El Corte Inglés.

A juicio de Seyis, Gap no va a competir en España mediante precios, si bien admite que la política de precios la definirá El Corte Inglés.

“España es un mercado interesante, por consumo y por tirón del retail”, sostiene Seyis, que, respecto a la competencia de operadores locales como Inditex o Mango, añade que “en cualquier mercado, siempre están ellos, ¡y a veces llegan los primeros!, pero siempre hay hueco para el estilo casual americano de Gap”.

La multinacional estadounidense inició su desarrollo internacional mediante franquicias hace nueve años para reducir su dependencia del mercado estadounidense. Desde entonces, la empresa ha llevado Gap a 44 países, en todos ellos de la mano de un único socio.

“Las franquicias te dan acceso a un gran conocimiento local, así como al mercado inmobiliario –dice Seyis-; además, los alquileres siempre son la mayor partida de gasto de una tienda”.

El directivo, que se incorporó a la compañía hace dieciocho meses procedente del grupo árabe Alshaya, destaca la importancia de operar con un único socio en cada país para no perder el control del negocio, en contraposición a grupos como Mango o Benetton.

La empresa está presente actualmente en con una red de 200 tiendas en mercados europeos y, según Seyis, continúa buscando oportunidades para crecer en el continente. En paralelo, la cadena desembarcará en mayo en India con tiendas en Delhi, primero, y Mumbai, después.

El grupo estadounidense, propietario de las cadenas Gap, Old Navy y Banana Republic, finalizó el pasado 31 de enero su ejercicio 2104 con un beneficio de 1.260 millones de dólares, lo que supuso un retroceso del 1,5% respecto a 2013. Las ventas de la compañía se situaron en 16.435 millones de dólares, con un alza del 2 por ciento.

Por cadenas, en 2014 Gap se situó como el segundo mayor concepto del grupo, al ser adelantado por Old Navy. Gap copa actualmente el 37,5% del negocio de la compañía, mientras Old Navy aporta el 40,2% y Banana Republic el 17,7%.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas