Retail
Martes, 1 de Julio del 2014

GAP prevé realizar una apertura anual en el Perú

Proyecta un incremento de casi cuatro veces sus ventas en menos de dos años.

Patricia Yamasaki, brand manager de GAP en el Perú, comenta que apenas se inauguró la tienda, venía la gente, pedía productos específicos y se los llevaba sin probárselos. “El cliente ya nos conoce. Por eso la marca ha tenido un gran recibimiento aquí”, señala la joven ejecutiva.

“Las ventas han superado nuestras expectativas. Nos está yendo tan bien que decidimos abrir dos tiendas más para este año”, asegura con un entusiasmo que revela que la realidad superó las expectativas proyectadas en un principio.

La primera tienda GAP en el Perú se inauguró en setiembre del año pasado. La marca había ingresado a la región, en un primer momento, a través de Chile. Los resultados en el vecino del sur predijeron con certeza lo que podía pasar de expandir el concepto a otros países latinoamericanos.

La expansión se da a través de Komax, grupo empresarial chileno que cuenta en su cartera con marcas como The North Face, Brooks Brothers o Banana Republic. Además de Perú y Chile, están también en Brasil, México, Uruguay y Panamá.

Las prioridades de Patricia Yamasaki como brand manager pasan, justamente, por expandir la marca para los próximos años en el país. “GAP tiene bastante potencial en el Perú. Creemos que el consumidor peruano ya está familiarizado con ella y la conoce. Sin embargo, creemos que aún podemos expandirnos más”, señala con mucha ambición.

Desde el inicio de las operaciones hasta antes de abrir las dos tiendas adicionales, las ventas ascendían a S/. 8 millones solo con la tienda de Larcomar.

Con la apertura de las nuevas tiendas en el Jockey Plaza y en Real Plaza Salaverry –las cuales tendrán áreas de similar tamaño que la primera–, esperan alcanzar la meta de vender S/. 30 millones hacia fines de año.

Un objetivo que la marca se ha propuesto como natural, como el desempeño que debe tener una tienda de estas características en un mercado dinámico como la actualidad peruana dicta.

“Nuestra propuesta inicial era abrir una tienda por año, pero como nos fue tan bien, decidimos abrir dos en el 2014. Pero asumimos que en los siguientes años será una apertura anual”, afirma Yamasaki.

No descartan tener una tienda con puerta a la calle en el futuro, pero por el momento están enfocados en posicionarse en centros comerciales. La inversión es de aproximadamente US$ 1 millón por tienda sin contar con gastos de marketing y de construcción de marca.

La experiencia de consumo es idéntica a la que hay en otras partes del mundo. La misma música, el mismo olor, señala Yamasaki. El estilo casual americano de GAP se ha dejado sentir este último año.

“No es una marca de moda rápida que lo que busca es que compres una prenda y la botes en dos o tres meses. Es una prenda que va a durar a través del tiempo y la puedes ir combinando a través de tu vida con diferentes cosas”, añade.

Su gama de productos apunta a una diversidad de públicos como bebés, niños y adultos. Básicamente, su oferta es integral con énfasis en moda relajada y casual con un marcado estilo americano.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email