Nacionales
Miércoles, 21 de Octubre del 2015

Grupo Yes traería nuevas marcas al Perú en el 2016

grupo yes 2

El Grupo Yes, representante de marcas de diseñador, entre otras, proyecta facturar US$50 millones en los próximos cinco años y pasar de 20 a 40 tiendas.

La apuesta del Grupo Yes, representante de las marcas Adolfo Domínguez, Hugo Boss, Pal Zileri, Trial, Armani Exchange, Emporio Armani, Arrow y Esprit, es duplicar su negocio en los próximos cinco años.

Así, la consigna para el 2020 es alcanzar ventas por US$50 millones y pasar de 20 a un aproximado de 35 a 40 tiendas en todo el Perú. Para este año esperan llegar a los US$25 millones.

Ello, sin considerar los córneres que tienen sus distintas marcas en Saga Falabella, Oechsle y Ripley, con quienes también buscan expandirse, revela Tomás Vega, director gerente de la compañía.

NUEVAS PROPUESTAS

En línea con ello, el grupo Yes está negociando el ingreso de otras marcas de lujo.

“Estamos buscando complementar nuestra oferta con otras categoría como las de zapatos y carteras. En ese sentido, la italiana Bruno Magli es una de las opciones, que podría llegar para el 2016”, señala el ejecutivo a Día_1.

En lo que va del 2015, la firma logró crecer 6%, pero a costa de la reducción de sus ganancias ante las agresivas liquidaciones para liberar el stock de prendas de invierno. Para el cierre del año, la proyección es elevar en 10% sus ventas.

“En vista de que el invierno ahora no es tan frío, nuestros pedidos para el 2016 no incluirán prendas tan abrigadoras”, detalla Vega.

LEE TAMBIÉN: Marcas globales de lujo se consolidan en el Perú

FOCO EN EL LUJO

Otra de las metas del grupo es focalizar su crecimiento en prendas y accesorios de lujo, pues es el nicho que más ha repuntado, a diferencia de las marcas orientadas a segmentos masivos, que han sido golpeadas por la desaceleración económica y la llegada de las cadenas de moda rápida (como Zara y H&M).

“Ya no vamos a traer marcas que vayan a estratos socioeconómicos medios, con lo que tenemos es suficiente”, asegura Tomás Vega.

En este contexto de mayor competencia, las marcas de su portafolio que más se han visto afectadas por dirigirse a un público más amplio son Arrow y Esprit (estas crecerán solo 5% este año); en cambio, la demanda de marcas como Adolfo Domínguez crecerán 10%.

Sobre esta última marca, el plan para los próximos cinco años, es abrir por lo menos tres tiendas más de la marca y llegar a un total de siete en el 2020. Para este período, la proyección es vender en el país US$10 millones, detalla Vega.

Aproximadamente, el mercado peruano alberga 34 marcas de lujo, y se espera que alrededor de otras 30 puedan aterrizar en el mediano o largo plazo, señala la consultora ABL Partners.

adolfo dominguez peru

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas