Internacionales
Miércoles, 29 de Abril del 2015

H&M, Primark, Desigual y Mango, aprovechan la recuperación de la economía española

En los cuatro casos, su facturación creció a ritmos de doble dígito en el 2014.

Grupos extranjeros como H&M o Primark, los más fuertemente implantados en el mercado español, y compañías locales como Mango o Desigual han encontrado un importante filón en la recuperación de la economía española: en los cuatro casos, su facturación creció a ritmos de doble dígito en el 2014.

Los positivos resultados de estos grupos en España se suman a los cosechados el 2014 por grupos como Inditex, que fue uno de los primeros en certificar la recuperación del consumo de moda en el país al cerrar el ejercicio con un crecimiento del 5,1%, o Decathlon, el que más prendas vende en el país, con un alza de la facturación en España del 3,2%.

De hecho, fue ya en 2013 cuando los gigantes de la moda española e internacional dejaron de caer en barrena en España. En los últimos meses de ese año, el consumo cerró una larguísima fase de descensos continuados y recuperó tímidos índices de subidas que continuaron en 2014.

Según el informe del pasado año, realizado por la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), en el 2013 las ventas habían caído un 3,78%, encadenando ya siete años consecutivos a la baja.

En el caso de Inditex el gigante gallego se estabilizó en España el 2013, con una caída de ventas del 0,6%, pero después de registrar un batacazo del 5,4% en 2012 y una tímida subida del 1,9% en el ejercicio precedente.

Sin embargo, en el 2014, el gigante gallego alcanzó unas ventas de 3.706,7 millones de euros en España, lo que supone un nuevo récord histórico para el grupo en su mercado local.

Aunque esta cifra pone tierra sobre los malos resultados de los dos años precedentes, con un aumento de ventas en España del 5,1%, Inditex todavía crece con más fuerza en los mercados internacionales. En términos globales, el dueño de Zara creció un 8% el 2014.

Mango, número dos de la gran distribución de moda en España, registró en 2014 un crecimiento cercano al 16% en su mercado local. Atendiendo a las cifras aproximadas comunicadas por la compañía sobre el peso de España en sus cuentas, facturando en España cerca de 363 millones de euros en 2014, lo que representa un crecimiento cercano al 16% respecto al 2013.

Esta progresión de Mango en España supera en este caso a la alcanzada a nivel global: el 2014, la compañía catalana elevó sus ventas un 9,3%, hasta 2.017 millones de euros. El crecimiento en el mercado español se tradujo también en términos de creación de empleo: en el 2014, Mango creó 2.331 putos de trabajo a nivel mundial, de los que el 28%, 653 empleos se generaron en el mercado español.

Cortefiel, número tres de la distribución de moda en España, no ha hecho pública la evolución de su negocio en España ni el peso que ha tenido el país en su cuenta de resultados del 2014.

En el ejercicio precedente, el grupo madrileño obtuvo sólo un 30% de sus ventas en los mercados internacionales. De mantener esta tasa (teniendo en cuenta que Cortefiel ha congelado, por ejemplo, un ambicioso plan de crecimiento en Rusia), sus ventas en España alcanzarían ahora los 700 millones de euros después de haber aumentado un 4,9% en el 2013 (igual que a escala global).

En el caso de Desigual, número cuatro de la distribución de moda en el país, fuentes de la compañía apuntaron a un crecimiento en el mercado español del 15% durante el pasado año, en el que las ventas de la compañía a escala global ascendieron un 16,2%. Estas magnitudes situarían la facturación del grupo catalán en España en torno a los 222 millones de euros el 2014.

Tres gigantes internacionales de la distribución de moda, la sueca H&M, la irlandesa Primark y la francesa Decathlon, también han impulsado sus ventas en España el 2014. El resultado más destacado fue el del grupo irlandés Primark, que el pasado año continuó con un ambicioso plan de crecimiento. Sus ventas aumentaron en el país del 36,1%, según las cuentas de la sociedad Primark Tiendas, un alza que duplica la registrada por el grupo a nivel global en el 2014.

Para H&M, el 2014 también fue un año de explosión en España. Tras crecer un 3,5% el 2013 (dejando atrás cuatro años consecutivas a la baja en el país), la compañía sueca creció un 12,2% en el mercado español el 2014, hasta 723 millones de coronas suecas (aproximadamente 720 millones de euros).

Decathlon también tuvo en España un motor para su crecimiento el 2014. La compañía francesa, que tiene en España su segundo mercado a nivel global, elevó las ventas de su cadena principal un 3,2% en el pasado ejercicio, hasta 1.371 millones de euros. Teniendo en cuenta todos sus conceptos (incluyendo Decathlon Easy y Lot of Colors), incrementando sus ventas en un 5,2%, el año pasado.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas