Internacionales
Jueves, 20 de Mayo del 2010

José Codner dice adiós a Fasa

El controlador de Farmacias Ahumada (FASA), José Codner, se aleja definitivamente de la cadena de farmacias que fue adquirida por Casa Saba de México.

El dueño de Fasa envió una misiva a los directores de la compañia donde calificaba de cuarta hija a la empresa que hizo crecer y porsperar desde 1969. Según artículo publicado en el Diario Financiero quienes lo conocen dicen que ésta ha sido la decisión más dolorosa de su vida empresarial.
El empresario, según el artículo, ha tenido un carácter obstinado que muchas veces lo puso al borde de la cornisa al mando de FASA.

Codner convirtió a una tienda de sólo 108 metros cuadrados, en una red farmacéutica con más de 1.200 puntos de venta en Chile, Perú y México. Quienes lo conocen dicen que esto lo logró, muchas veces arriesgando su propio patrimonio y con la visión en contra de ejecutivos, familiares y amigos.

Luego de que Codner heredó una farmacia a su padre, compró la participación de su madre y hermanos, posteriormente comenzó a analizar una idea inédita: llevar este pequeño local familiar al corazón de Santiago. Así en 1969, abrió su tienda de Ahumada con Huerfános, la primera de una gran red.

Durante los años setenta FASA inició una acelerada expansión y alcanzó la decena de locales. En los ochenta introdujo los códigos de barra en sus farmacias, creó el Recetario Magistral – el primero en preparar recetas médicas- y comenzó el desarrollo de marcas propias.

La década de los ochenta no fue fácil para Codner. La crisis del 82′ le pegó fuerte a FASA, que sobrevivió en medio del cierre de sus pares en rubro como Andrade, Farrú y Santos. Decidido a que la firma no cayera en la insolvencia, lideró en 1987, una ronda con los banqueros más importantes de la época para lograr un convenio y repactar sus deudas. De paso vendió su auto y su casa para aportar a la solvencia de la compañía y enajenó el 5% que manejaba en la propiedad de Parque Arauco, esta última inversión desconocida del empresario.

“Esa fue la época en la que el Banco Santiago era acreedor de la firma y dijo que la empresa iba salir de su deuda en la mitad de lo prometido y en el año 93, como prometió, ya la había saneado”, relata un amigo del empresario, quien agrega que Codner “fue tan hábil que logró ganarse a quien era el veedor de la bancos, Fernando Córdova, que después fue, inclusive, el gerente general de la empresa”.

Luego de la renegociación de la deuda, hizo que la cadena creciera explosivamente y que saliera de Chile. En solo cuatro años el tamaño de la firma se duplicó, con un equipo compuesto por el ex gerente general de la empresa Patricio Reich, Mario Valdivia como su asesor financiero: el ex gerente de Laboratorios Chile, Fernando Tapia; su abogado, Eduardo Bellinghaunsen y uno de sus yernos, Jaime Sinay.

En 1995 la firma debutó en Perú y en los siguientes diez años FASA crecería de manera exponencial. En el 97″ se abrió a la Bolsa; dos años más tarde Falabella ingresó a la propiedad; abrió su local número 100; ahora llega a México… y la lista sigue en un sinfín de hitos.

El carácter difícil del empresario le jugó malas pasadas. Uno de los roces que hasta hoy marca la historia de la industria es la eterna disputa entre José Codner y el controlador de Cruz Verde, Guillermo Harding.


Una disputa por los puntos de venta más importantes en Santiago y la V Región le valió a las farmacias una tediosa relación que hasta hoy no se subsana al 100%. El controlador de FASA siempre ha dicho a sus cercanos que está convencido que el año 1993, cuando las cadenas fueron investigadas y multadas por haberse coludido “para aliviar la difícil situación económica por la que atravesaban a raíz de la competencia a la baja de los precios que mantuvieron durante el último trimestre de 1993″, -según consta el fallo de ese entonces emitido-, la propia Cruz Verde fue la que destapó este conflicto; la misma tesis que el empresario sospechó cuando el año pasado reventó la denuncia de la Fiscalía Nacional Económica nuevamente por colusión entre las farmacias.

Codner habría optado rápidamente por llegar a un avenimiento y sacar a la empresa del caso. Pese a su reacción, esta misma decisión le valió el cuestionamiento de casi todos los directores de la firma que desconocían el acuerdo y con quienes -tras una serie de hechos desafortunados- rompió relaciones.

A mediados de 2009 -según comenta un amigo de su círculo íntimo-, cuando se dio cuenta que tras el daño de imagen de la cadena, era imposible seguir administrándola en el día a día. “Es cierto que tuvo que dar el paso, porque no podía hacer más, pero para él era muy duro estar fuera”, describe un ejecutivo de la firma.

En la misiva que entregó a su más cercanos el martes, luego de firmar con los representantes de la azteca la promesa de compra venta, les señaló que entregaba a su cuarta hija a personas que no conocía y que su deseo más íntimo era que la guiarán por el mismo camino que llevó a que un local de Ahumada se convirtiera en una de las redes farmacéuticas más importante de América Latina.

 

www.df.cl


 

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email