Mercados
Lunes, 15 de Febrero del 2010

La crisis de deuda de Grecia podría convertirse en un terremoto si termina arrastrando a Italia

La reactivación económica en la eurozona se estancó en el cuarto trimestre de 2009

El anémico incremento trimestral de 0,1% se compara con un avance de 0,4% en el período anterior, y es un nuevo golpe para la región, que ya sufre por los temores de un default soberano de Grecia. Las últimas cifras mostraron a una debilitada Alemania, con un crecimiento nulo, mientras que España confirmó que sigue en recesión con una caída de 0,1%.

Pero la sorpresa más negativa provino de Italia. El PIB de la cuarta economía de la Unión Europea se contrajo 0,2% frente al tercer trimestre, contrario a las proyecciones que apostaban a que sería una de las pocas en mantenerse a flote, con un incremento de 0,1%. Con la última baja, el PIB de Italia completó un retroceso de 4,9% para la totalidad del ejercicio 2009, peor que la previsión del gobierno, que anticipaba una caída de 4,8%. La declive del PIB del año pasado representa además el peor desempeño de la economía itálica desde 1971.

Hasta ahora, la crisis de deuda soberana de Grecia ha dado dolores de cabeza sobre todo al gobierno español. “Olvídense de Grecia, el verdadero problema es España”, dijo a mediados de semana Paul Krugman. El riesgo de que la crisis de deuda surgida en Atenas se extienda a la economía ibérica, explicó el Premio Nobel de Economía, es más preocupante porque al arrastrar a la quinta economía de la Unión Europea tendría un efecto magnificador sobre el resto de la región.

Pero las negativas cifras del PIB publicadas el viernes ahora abren una perspectiva aún más sombría, si las réplicas generadas en Grecia se extienden hasta Roma, una economía aún más importante para el bloque. Italia tiene la mayor carga de deuda de la Unión Europea, después de Grecia, con 117% del PIB. El diferencial del bono soberano del gobierno romano frente el bund germano, usado como referencia para toda la región por ser el más seguro, se encuentra cerca de su máximo desde julio. El mayor costo que están pidiendo los inversionistas para financiar a Italia responde a una mayor percepción de riesgo.

La mayoría de los economistas, sin embargo, todavía están confiados sobre la fortaleza de Italia. “La desaceleración económica se ha debido en gran parte a la contribución negativa del ámbito internacional, o sea, a las exportaciones netas negativas y a la contracción de las inversiones”, señaló a DF la analista de Citigroup, Giada Giani, quien cree que este hecho distingue a Italia de otros países de la eurozona, cuyos problemas económicos fueron generados domésticamente y empeorados por la recesión externa. Giani confía en que Italia no caerá en desgracia como los otros países y que volverá a la recuperación económica. “Si bien no esperábamos un PIB negativo, pensamos será positivo a principios de 2010.

www.df.cl

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email