Tecnología y Tendencias
Miércoles, 29 de Octubre del 2014

La era del pago móvil

La revolución tecnológica mantiene un ambicioso crecimiento.

No cabe duda que con Apple Pay, la compañía ha conseguido revolucionar completamente un panorama del que se llevaba mucho tiempo hablando, pero en el que la lentitud de los procesos de adopción estaba siendo desesperantemente lenta.

A partir del anuncio de Apple, los acontecimientos no se han hecho esperar: por un lado, eBay anuncia un spin-off de PayPal que llevaba muchos, muchos años rumoreándose, y que más que probablemente llegue muy tarde para convertir a la compañía en un serio contendiente con posibilidades.

Por otro, Square lanza una nueva ronda de financiación en la que obtiene 150 millones de dólares del fondo de inversión del gobierno de Singapur, para un total de inversión de 590 millones y una valoración total de seis mil millones, en un verdadero éxito para la empresa creada por Jack Dorsey, que crece a un fantástico ritmo e incluso fantasea con la idea de una eventual salida a bolsa.

Hasta qué punto la compañía mantiene su ambiciosa agenda o si está más bien engordando el pavo de cara a una posible adquisición es difícil de saber: lo que está claro es que, en este momento, es uno de los mejores billetes de acceso muy claro para prácticamente cualquier compañía que aspire a convertirse en una alternativa a la empresa de la manzana.

Las posibles conversaciones con Google ya fueron negadas en abril de este mismo año, pero eso ni quiere decir nada con respecto al futuro (hablamos de “mundos distintos”… sin ser pretenciosos, los definidos por el antes y el después de Apple Pay) ni tiene por qué ser el único comprador interesado.

Y ahora, para redondear la faena, viene una filtración más que destapa otro tema interesante: Facebook está trabajando en un sistema de pago móvil vinculado con el uso de Facebook Messenger, precisamente la razón por la que, desde hace algunos meses, nos insiste constantemente para que nos instalemos la aplicación específica de Messenger, tema del que hablamos no hace mucho.

El esquema consistiría en añadir una tarjeta de crédito o débito a la aplicación, para poder utilizarla como forma de pago en modo P2P.

Lo que parece claro es que, más pronto que tarde, y después de muchos años anunciándolo, estaremos utilizando el smartphone como medio de pago habitual. Lo cual no deja de tener su gracia considerando el papel de ese pequeño objeto que llevamos en el bolsillo: pensándolo simplemente esta mañana, el smartphone me sirvió como despertador, como linterna para moverme por la casa sin molestar a la familia, como lector de noticias y monitor de social media, como cámara de fotos, como mapa, como comunicador mediante mensajería instantánea, correo electrónico y voz, y como monitor de ejercicio, por citar unos pocos usos que se van multiplicando a medida que le instalamos más apps. Con la cartera… seguimos sumando (antes vinieron las tarjetas de fidelización).

Supongo que lo siguiente será el documento de identificación, sea DNI, licencia de conducir, o lo que sea, convirtiendo de facto al smartphone en la posesión más importante que llevaremos en el bolsillo, en un auténtico artefacto insustituible sin el cual nos sentiremos completamente perdidos. Visto con la perspectiva de unos cuantos años… sencillamente impresionante.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email