Internacionales
Miércoles, 19 de Febrero del 2014

La Polar enfrenta un nuevo escándalo ante la caída de acciones en Colombia

La empresa chilena está atrapada en escándalos y promesas incumplidas.

En medio de serios problemas en Colombia, las acciones de la cadena que se colocaron en el aumento de capital a $160 cada una a fines de 2012 –por un total de $127.000 millones- registran un desplome de 73%, mientras que sólo este año han perdido un 39%.

Cuantiosas son las pérdidas patrimoniales que han sufrido cientos de pequeños inversionistas que decidieron colocar sus recursos en la polémica cadena de multitiendas La Polar –empresa que protagonizó el mayor escándalo financiero del país-, pues las acciones han venido cayendo con fuerza.

Y en ese sentido, han sido muchos los damnificados que apostaron por el cuantioso aumento de capital que se colocó a fines de 2012, proceso que estuvo lleno de promesas a los inversionistas, con el fin de motivarlos a participar en la oferta de acciones y así salvar de la quiebra a la compañía.

Sin embargo, diversas promesas incumplidas han llevado a la decepción de los inversionistas, los que han castigado con fuerza a las acciones de La Polar. Es así como los papeles que se colocaron en el aumento de capital a $160 cada una –por un total de $127.000 millones- registran un desplome de 73% desde esa fecha, mientras que sólo este año han perdido un 38,5%, cotizándose en $42,5 cada una.

En el éxito de dicha operación fue la participación de accionistas relevantes de la empresa, como AFP Habitat, Fondos de Moneda y CorpVida y CorpSeguros, y además entraron nuevos inversionistas extranjeros.

Y aunque desde el interior de la empresa atribuyen la caída accionaria al nuevo escenario que vive el retail –estimándose que este año caería la demanda-, lo cierto es que el índice sectorial que mide el desempeño del rubro en la Bolsa de Comercio este año ha retrocedido un cuarto (-9,8%) de la baja que presentan los papeles de La Polar.

Hoy la empresa tiene un valor en bolsa de US$77 millones, mientras que cuando se colocó el aumento de capital llegó hasta los US$450 millones, en tanto que en su peak (15 de noviembre de 2007) llegó hasta los US$1.610 millones, con un valor por acción de $3.450.

Colombia

Según analistas, Empresas La Polar está atrapada en un “zapato chino” en su costosa apuesta por Colombia, la que fue uno de los grandes “ganchos” para atraer inversionistas al aumento de capital.

Es así como luego que la Superintendencia de Valores y Seguros le otorgara un plazo de 24 horas a la compañía para que explicara cuál es la real situación en su operación cafetera, la cadena indicó que no tiene una fecha definitiva para decidir el futuro de sus operaciones en dicho país.

“Dicho mandato ha terminado, no obstante lo cual, la empresa continúa evaluando distintas alternativas respecto de su operación en Colombia, no habiendo fijado plazos o fechas específicas para la toma de decisiones”, señaló hace unos días el gerente general Patricio Lecaros.

Las operaciones en Colombia están resultando una pesada mochila financiera para para Empresas La Polar, siendo “la gran decepción”, según afirma el gerente de estudios de la corredora Renta 4, Guillermo Araya.

En octubre de 2011 la empresa estimaba finalizar con 10 tiendas en 2013 y 15 para este año. Ello contrasta significativamente con la realidad actual, pues el año pasado concluyó con cinco tiendas en el país cafetero y en este ejercicio apenas se agregarían dos.

Asimismo, se destaca que en el informe de resultados a septiembre pasado, La Polar detalló que mientras Chile generó un Ebitda consolidado de 2,3% de las ventas, en Colombia fue de -40,8%.

Promesas

En julio de 2012 el prospecto de emisión del aumento de capital –cuyo agente colocador fue Celfín Capital- la corredora (hoy BTG Pactual) afirmaba que “La Polar cuenta con una posición estratégica en el dinámico mercado colombiano que presenta positivas perspectivas de crecimiento”, mientras que la cruda realidad actual muestra que ese mercado le está costando muy caro a la empresa.

Otro de los atributos que ofrecía Celfín en su prospecto era un “equipo de excelencia”. En el directorio, por ejemplo, destacaba la presencia de Aldo Motta, quien está formalizado por la SVS. Además, se resaltaba la participación de Juan Pablo Vega, ex gerente general de SMU, cadena del grupo Saieh que enfrenta delicados problemas financieros.

Asimismo, BTG Pactual recomendó en mayo de 2013 las acciones de La Polar, con un rating neutral, pero otorgándole un precio objetivo a doce meses de $218, mientras que en julio de ese año le otorgó una recomendación de “comprar”  asignándole un precio objetivo de $180 en doce meses.

Por su parte, a fines del año pasado renta también recomendó comprar, con un precio objetivo de $115, pero afirmando que la apuesta era de “riesgo alto, no apta para cardiacos”. Cabe destacar que estas son las dos únicas corredoras que recomendaban a La Polar, al menos en forma pública.

En cuanto a la liquidez, se aprecia que la compañía redujo sus cuentas de efectivo más otros activos financieros entre junio y septiembre de 2013 desde $85.800 millones a $43.898 millones, pero con inventarios finales por $62.943 millones, “por lo que la liquidez dependerá en gran medida de las ventas que tuvo en el cuarto trimestre de 2013”, señala Araya. En el tercer trimestre, a su vez, la cadena elevó sus pasivos desde $406.000 millones a $421.000 millones.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email