Internacionales
Viernes, 6 de Febrero del 2015

La Polar reduce deuda en un 75% y culmina reestructuración financiera

La administración ha realizado un fuerte plan de reducción de gastos que han trabajado desde el año pasado.

Con el prepago de US$ 260 millones de su deuda, La Polar culminó exitosamente el plan de reestructuración financiera aprobado por accionistas y acreedores, y luego por la Superintendencia de Valores y Seguros.

Este plan se inició formalmente en abril del año pasado cuando la empresa anunció su intención de renegociar la carga financiera, conforme fue establecida en el Convenio Judicial Preventivo suscrito con los acreedores en el año 2011, para ajustarla a la nueva realidad de la compañía.

La operación consistió en la emisión de bonos convertibles en acciones por $ 163.633 millones, y 1.997.235.044 en nuevas acciones que respaldan esta emisión. Todo esto, con el objeto de proceder al prepago parcial de la deuda reconocida en el convenio y reducir en un 75% la carga financiera de la compañía.

Y tras cumplir con la norma y plazos establecidos por la Superintendencia de Valores y Seguros, y teniendo los acuerdos aprobados tanto por accionistas como acreedores, en el día de hoy se procedió al prepago obligatorio de los $ 163.633 millones con bonos convertibles, con lo que los acreedores de La Polar serán potencialmente dueños del 66,67% de la compañía.

“Esta es una empresa operacionalmente sana, pero requiere regularizar su acceso a financiamiento para crecer de manera sostenible, y para eso era fundamental reducir su carga financiera”, aseguró el presidente de La Polar, César Barros.

Además, resalto que el convenio fue fundamental para estabilizar la empresa en su primera etapa post fraude.

“Hoy enfrentamos una nueva realidad, contamos con cifras reales y proyecciones confiables, y la alta deuda limitaba nuestra capacidad de crecer”, señaló el directivo.

Según Barros, la sustancial mejora en los indicadores financieros se debiera traducir, entre otras cosas, en una mejora de los márgenes de retail, al tener mayor acceso a proveedores en China con financiamiento de cartas de crédito, así como en un aumento de los ingresos financieros mediante el desarrollo de la cartera. Lo anterior, como complemento del fuerte plan de reducción de gastos en que ha estado trabajando la administración desde 2014.

“Esta ha sido un proceso largo y complejo, que nos permitió sacar adelante nuevamente una operación inédita en el mercado de capitales. Este nuevo balance le va a dar una nueva vida a La Polar, que ahora está financieramente sana y podrá operar con normalidad. Esto fue posible porque esta empresa sí tiene valor y el mercado cree en sus perspectivas futuras”, recordó el presidente de La Polar.

Cabe recordar que la operación fue estructurada directamente por la empresa, a través de su gerente de Finanzas, Álvaro Araya, el estudio de abogados Guerrero, Olivos, y con la asesoría de BTG Pactual.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas