Internacionales
Lunes, 1 de Abril del 2013

Las compras online son 13% más caro que ir al supermercado argentino

La comparación se realizó de los precios de 35 productos básicos.

Según los estudios al comprar por Internet el gasto baja 20% en promedio con respecto a los locales. Pero la regla, válida para algunos mercados virtuales, encuentra su excepción en los supermercados argentinos. Y es porque usar sus versiones online, lejos de permitir un ahorro, sale al menos lo mismo que ir a la sucursal más cercana, y hasta puede ser un 13% más costoso.

Esta afirmación la comprobó Clarín, diario argentino, tras relevar anteayer los precios de 35 productos básicos en sucursales de Caballito de Coto, Jumbo, Disco y Walmart,en Argentina; y luego en sus respectivas páginas web. Cada cadena en el mercado argentino aplica criterios muy distintos para su plataforma online: mientras que unas tienen en “la nube” casi todo más caro que en la sucursal, otras muestran precios bastante parecidos. Eso sí, los costos de envío –en general mayores para el online– hacen que lo más accesible siga siendo comprar en el negocio.

La empresa argentina que más recarga la compra virtual es Coto. Según lo relevado, en Coto Digital los mismos 35 artículos salen 8,41% más que en la sucursal: $ 470,44 contra $ 510. Y si a eso se suman los $ 22 del envío a domicilio para los clientes online –frente a los $12 del envío tradicional–, resulta que comprar por Internet sale un 13,1% más. En otras palabras, encargar por la web cuesta en Coto más de $60 extras para una compra de $470.

En frutas y verduras, por ejemplo, el gasto sube 28,9% al pasar a la versión online. Mientras que en sucursal del mercado argentino la manzana estaba a $ 7,99, en la web de Coto salía $17,03: una diferencia del 113%. En zanahoria, el salto era del 71%. Y en cortes de carne vacuna, las diferencias fueron del 10%. Ningún producto estaba más barato en la web que en el local.

En Jumbo, en cambio, la mitad de los precios coincidieron y otros 14 fueron 10% más caros en promedio, con muy fuerte influencia de la papa, que costaba el doble en la tienda virtual ($ 9,99 contra $4,99). Pero en el total de la compra, la brecha fue más moderada: llevar los mismos productos en “Jumbo a Casa” cuesta 1,65% más: $ 411,46 contra $ 418,25. El problema –otra vez– es que, al sumar los $25 del envío a domicilio, la brecha se hace del 7,7%.

En el caso de Walmart, de los 35 productos, sólo 26 pudieron compararse porque muchos sólo estaban en un ámbito y no en el otro, o en ninguno de las dos. Dicho esto, en esa cadena se vio que la misma mercadería salía 1,6% más cara por Internet, y 6,2% al agregar los $ 15 del costo de envío. En este caso, en la web, la mayoría de los productos estuvieron a igual precio o más baratos que en la sucursal visitada de Caballito. Pero hubo 5 más caros que desequilibraron. El pollo entero, por ejemplo, estaba a $ 13,90 en el local, pero en la web el más barato salía $ 22,50: un 62% más.

Según este diario, la opción más conveniente para comprar online fue Disco Virtual, que permitía llevar los mismos productos por menos dinero que en el súper (-1,6%). Aunque, al aplicar los $ 25 del envío, se terminó gastando 1,6% más que en el mundo real: $ 439 contra $ 446,63. Allí, 11 productos estaban al mismo precio en la web, 12 se ofrecían más caros (en un 8% promedio) y otros 7, más baratos (14% promedio) que en las góndolas.

 

http://www.clarin.com

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email