Tecnología y Tendencias
Jueves, 3 de Abril del 2014

Las tiendas online en Europa necesitan adaptarse a otros idiomas

Sólo 9 de cada 50 tiendas ofrece la opción de pagar en moneda extranjera.

Según un estudio de la Comisión Europea realizado en el año 2013, el 56% de los encuestados no estaba dispuesto a comprar bienes y servicios en otra lengua de la Union Europea. ¿Reconocen las tiendas online esta oportunidad? ¿Atienden esta demanda?

En el estudio, sean fijado en la proporción combinada de los sitios de tiendas online con opción para idiomas y para países con webs específicas, ya que son las dos variables principales para llegar a consumidores de habla no hispana.

En el caso de España, el 46% de las 50 tiendas online asociadas proporcionaba información sobre el producto en otros idiomas. Esto es probable que sea como resultado directo de la intención de expandirse y de abrirse al mercado europeo tras las dificultades por las que atraviesan las tiendas online españolas.

En el otro extremo nos encontramos con las tiendas inglesas que, con un 4% de webs online con traducciones en diferentes idiomas, muestra el peso del inglés como lengua principal.

Las tiendas online británicas fueron, con un 10%, las menos dispuestas a dirigirse a los consumidores en su lengua materna frente a aquellas que ofrecieron dos idiomas o diferentes dominios.

Polonia, por su parte, al estar en una situación de desventaja en términos de reconocimiento lingüístico y comprensión, tiene que esforzarse más para llegar a los consumidores de otros países, y está dispuesto a hacerlo, algo que queda reflejado en el 36% de tiendas analizas que proporciona una versión traducida de su tienda online.

Moneda y conversión

De acuerdo con un estudio realizado por ZDNet, el 86% de los usuarios en el Reino Unido y el 57% de los compradores alemanes entrevistados interrumpirían la compra si vieran que un producto se vende solo en dólares americanos.

Las tiendas e-commerce europeas deberían también tener en cuenta este dato a la hora de entrar en el mercado inglés. La posibilidad de ver los precios y de pagar con la moneda local del consumidor podría ser otra de las claves a cumplir por un minorista online que no se base en su país de origen.

Sin embargo, el estudio se encontró que la cantidad de tiendas que ofrecen este tipo de adaptaciones fue baja en todos los países analizados. Sólo 9 de cada 50 tiendas ofrece la opción de pagar en moneda extranjera y es ahí donde España parece ser el más proactivo, tomando la iniciativa a la hora de facilitar la entrada de divisas.

Conclusión

Los datos revelan que las compras transfronterizas están muy presentes en la mente de los consumidores online.

Sin embargo, después de analizar una muestra europea representativa de las tiendas online, parece que relativamente pocas están completamente equipadas para satisfacer las necesidades de los clientes.

Muchos minoristas online están perdiendo una gran oportunidad de mercado por no atender a un gran número de potenciales clientes internacionales, debido a la oferta de entrega internacional, a la información de producto en el idioma específico y a las opciones de pago en moneda extranjera.

Los consumidores internacionales están cada vez más presentes en los sitios de comercio electrónico pero si los requisitos lingüísticos y logísticos de estos usuarios no son atendidos, las conversiones y las potenciales ventas se condenan a permanecer en algún lugar de la frontera.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email