Internacionales
Lunes, 1 de Diciembre del 2014

Lefties vende más que Uterqüe

La ‘low cost’ de Inditex obtiene mejores resultados que su marca de lujo.

Inditex no da puntada sin hilo. Amancio Ortega llegó a convertirse en el tercer hombre más rico del mundo gracias a su proyecto textil para democratizar la moda.

Sin embargo, en los últimos años y ante la competencia que supuso la irrupción de la irlandesa Primark, su imperio textil también ha decidido apostar con más fuerza por el low cost.

Es el producto que vende bajo la firma Lefties, una marca sin embargo, de la que el grupo no ofrece resultados desagregados, ya que computa sus ventas dentro de Zara.

No obstante, la sociedad que lleva la distribución de la cadena, Nikole SL, cerró el pasado ejercicio con una facturación que se elevó sobre los 106,6 millones de euros.

La cifra contrasta con los datos de la marca más débil de Inditex: Uterqüe, dedicada a la moda de alta gama. El pasado ejercicio sus ventas se situaron en 71 millones de euros, tres menos que un año antes.

Su resultado de explotación (ebit) fue negativo. Con ocho millones de euros en números rojos, frente a los -9 de un año antes, se convirtió en la única cadena del grupo (constituida como tal) no rentable.

Crece más que la media del grupo

A tenor de los datos de Lefties en el imperio Inditex, el “low cost” le ha ganado la batalla a la moda más elitista.

Lefties tiene presencia actualmente en España, Portugal y Rusia, y se prepara para dar el salto al mercado mexicano.

Su crecimiento en el pasado ejercicio aumentó un 8%, más que el conjunto del grupo, que lo hizo un 5%. Además, sus ventas aumentaron un 9,48% con respecto al año anterior, cuando registró una facturación de 97,44 millones de euros.

Un modelo que evolucionó

Sin embargo, y a pesar de la escalada en ventas, Lefties, al igual que Uterqüe tiene todavía que remar para alcanzar la rentabilidad. Nikole cerró el año con unas pérdidas de 1,91 millones de euros frente a los 457.000 euros en negativo de 2012.

Lefties nació en el año 93 y el concepto de tienda fue cambiando hasta llegar al actual. En un inicio recibió el nombre de Reduce y allí iba a parar ropa con taras o de otras temporadas. Ahora, la oferta es mucho más similar a la de Primark, con líneas propias de ropa a precios muy asequibles.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email