Internacionales
Viernes, 13 de Febrero del 2015

Lightpaper: La luz del futuro

Una manera de imprimir iluminación y aplicarla a casi cualquier superficie, en cualquier forma y cualquier situación.

La empresa tecnológica Rohinni, ha desarrollado el Lightpaper, una manera de imprimir iluminación y aplicarla a casi cualquier superficie, en cualquier forma y cualquier situación.

“Lightpaper es más que una plataforma de la luz. Nosotros ni siquiera sabemos cómo va a ser utilizado”, explica Nick Smoot OCM de Rohinni.

Lightpaper está fabricado mediante la mezcla de LEDs de tinta, y su impresión sobre una capa conductora. Ese objeto se intercala después entre otras dos capas selladas. También cuenta con unos pequeños diodos que son del tamaño de un glóbulo rojo, y se dispersan al azar en el material, y cuando estos corren a través de los diodos, se encienden.

La iluminación fina estuvo a fuego lento durante un tiempo, gracias a los avances en la tecnología LED. Pero nada viable ha llegado al mercado, y Lightpaper es mucho más delgada que el LED, que ha sido capaz de conseguir televisores a una fracción de una pulgada de grosor, a un costo más bajo y con una vida útil de alrededor de 20 años.

Rohinni no está interesado en el mercado de la televisión. La compañía prefiere poner la tecnología a utilizarse en lo que puede hacer una gran diferencia en breve; todo, como en la iluminación de un logotipo en un teléfono móvil para proporcionar los faros de un coche.

Algunas compañías ya están trabajando en implementaciones Lightpaper, pero Nick Smoot, no se atreve a nombrar a ninguna.

“El proceso de diseño es algo que se puede hacer casi en una tarde. Hemos tenido gente comprometida con nosotros, y antes de que termine el día, tenemos diseños que pueden salir al mercado”, señala.

Los consumidores deben comenzar a ver al Lightpaper a mediados de este 2015, pero Rohinni, no lo destinará al mercado, hasta después que se afiance en el espacio comercial e industrial.

El gran problema con la corriente del producto, será en la forma en que se colocarán, cuando se impriman, ya que en este momento no se distribuyen de manera uniforme sobre la superficie impresa, porque esto puede causar un efecto brillante o de noche estrellada.

Smoot explicó que para una gran cantidad de aplicaciones, esto no importa, pero el reto que se está trabajando en la actualidad, es conseguir la colocación específica de los diodos para producir por completo la luz.

“No es una tarea insuperable, lo mágico acerca de esta solución es que es más brillante, es más delgada, flexible, direccionable y programable”, finaliza.


Esta noticia es auspiciada por:
[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas