Chile
Lunes, 11 de Enero del 2016

Los retailers pondrían más énfasis en inventarios en Chile

retail_inventarios

Los retailers buscan hacer más eficiente su logística por la desaceleración afectando al negocio de bodegas en el territorio chileno.

Debido a que las perspectivas para el sector retail durante el 2016 no son auspiciosas, los operadores han ido tomando resguardos de cara a un ejercicio que podría ser más complejo.

Si bien es un efecto que ha sido paulatino, durante todo el 2015 las firmas de comercio minoritarias o retailers comenzaron a ajustar sus inventarios de productos debido a la menor demanda.

Esto significó bajar sus necesidades de espacio para almacenarlos. Algo que las empresas del rubro ven con preocupación.

“Este ajuste se viene observando desde el primer semestre de 2015 (…) principalmente como consecuencia de la desocupación de grandes superficies asociadas a retail, aunque también algunas de consumo masivo y operadores logísticos”, señala Horacio Morales, senior research manager de CBRE, una de las principales firmas gestoras de negocios inmobiliarios a nivel mundial.

Morales puntualiza que en el caso de los grandes retailers, estos han devuelto importantes superficies y han concentrado sus productos en sus centros de distribución propia.

LEE TAMBIÉN: ¿Cuáles son las variables para diseñar una estrategia en el manejo del inventario logístico?

Fernando Rodríguez, gerente general de Cimenta, que tiene activos comerciales, oficinas y de bodegaje, coincide con esta visión, porque “los retailers más grandes suelen tener centros de distribución propios, y en épocas de baja lo que van eliminando son las bodegas que arriendan a terceros”.

Sergio Barros Ruiz-Tagle, fundador y gerente de Bodegas San Francisco (BSF) -el mayor actor de este mercado- advierte que el negocio está más complejo que otros años, pero está tranquilo, porque la vacancia de sus bodegas se mantiene en tasas saludables.

“Solo dos retailers nos han dicho que van a disminuir algo, del orden de un 5%, sus superficies. Pese a ello, el segundo semestre fue muy bueno. Llegamos a tener 5% de desocupación y lo redujimos a 2,5%”, sostuvo.

No obstante, Alberto Fluxá, gerente de Desarrollo de BSF, comenta que a fines del año pasado la instrucción al interior de las compañías de comercio minorista era mantener la cantidad de infraestructura para almacenar productos.

“Arréglenselas con lo que tienen hoy, no tomen más metros, y punto. Esa era la consigna. Ocurrió así, y ahora, como las proyecciones de consumo para 2016 son malas, hemos visto que están preocupados de hacer más eficiente su logística”, señaló.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas