Visual Merchandising
Lunes, 18 de Agosto del 2014

Nautica potencia las bondades del visual merchandising como estrategia de ventas

El visual merchandising bien apuntado levanta las ventas de manera radical.

Antonio Youssif, Store planning & visual merchandising para América Latina de Nautica, asegura que cuando entra a una de las tiendas de la compañía siente como si estuviera navegando por altamar.

Esto es parte del estilo de vida que la marca busca transmitir a través de su decoración. “Y generar una relación emocional”, recalca Youssif, joven ejecutivo venezolano que supervisa la implementación del visual merchandising oficial de Nautica en todas sus tiendas de la región.

Wave Rider 2014, salido de las oficinas centrales de Nueva York para el mundo, es el modelo actual, el mismo que se ha implementado en la nueva tienda ubicada en Real Plaza Salaverry. Es la segunda en la región en tenerla, tras la de México D.F.

Youssif, formado en compañías como Polo Ralph Lauren, resalta la importancia que tiene la decoración como estrategia de marketing en las tiendas comerciales.

“Te diré que es la más importante porque es la última estrategia de marketing que tienes en piso de venta para que el producto se venda”, señala sin dudarlo.

“Visual merchandising es desde donde tú percibes la marca, la forma en que nosotros presentamos el producto es la forma en que tú lo vas a percibir”.

En este caso, lo que logra es generar una estrategia de marketing para hacer crecer las ventas en los negocios. En la compañía se hizo un comparativo de un antes y un después a la transformación de una tienda. En el mismo mes del año pasado, restando el 15% que se mantiene cada año, las ventas aumentaron entre 30% y 40%.

“El visual merchandising bien apuntado te levanta las ventas de manera radical”, asevera Youssif.

Al ser preguntado por los factores del éxito de un buen visual, señala que es muy sencillo. “Presentación creativa, combinación de colores y mostrar piezas icónicas de la temporada”, añade y comenta que las tiendas, de manera usual, renuevan su concepto cada cinco o seis años.

El J-class, el símbolo de la marca, se ubica como lo más importante, en grandes dimensiones, en la parte izquierda de la fachada de la tienda. Ya dentro, los tonos se hacen más cálidos para resaltar los productos.

“Tú presentas las imágenes, en BTL, ATL pero no logras la venta, a menos que sea online, en piso de venta”, afirma el Store planning & visual merchandising.

“Por ello, generar una conexión emocional con el cliente, que él sienta el estilo de vida que intentaste mostrar, ahí es cuando logras el funcionamiento perfecto del visual merchandising”.

Cuando la vista del cliente puede navegar sobre las emociones, parece decir Yousiff, es cuando el estilo de vida se ha apropiado. Y aquello significa más ventas.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email