Internacionales
Martes, 8 de Abril del 2014

Nueva tienda se convierte en competencia para supermercados colombianos

Marca del Grupo Santo Domingo se está metiendo en la competencia del sector.

No hace ‘ruido publicitario’ y su nombre no es conocido por la gran masa de población porque, sencillamente, no invierte en publicidad y prefiere que su marca llegue voz a voz a sus potenciales clientes. Tampoco tiene locales gigantes como los amos del negocio en el país, Éxito y Jumbo, pero a la vez se está convirtiendo en competidor serio para los tradicionales tenderos de barrio.

Se trata de D1, una cadena de supermercados en la que está detrás nada más ni nada menos que uno de los pesos pesados de los negocios en Colombia: el Grupo Santo Domingo (GSD). También está un inversionista árabe: el fondo de capital privado The Abraaj Group de Dubái. Las empresas hermanas de D1 son, entre otras, Caracol Televisión y Cine Colombia, negocios emblemáticos del Grupo Santo Domingo.

La empresa matriz de D1 es la panameña Koba International Group, controlada en un 23% por Valórem, firma de inversiones del Grupo Santo Domingo y que cotiza sus acciones en la Bolsa de Valores de Colombia.

La firma fue creada en Medellín en 2009 y luego de abrir las primeras tiendas en Antioquia y el Eje Cafetero se ha extendido al Valle, Caldas, Quindío, Risaralda, Cundinamarca y, por supuesto, a Bogotá. En total son 254 tiendas en el país. En la capital hay 16 sucursales en barrios como Chapinero, Prado Veraniego, Galerías, La Española y San Cristóbal, entre otros.

Su estructura de negocio, basada en locales sin lujo alguno y sin publicidad en medios, les permite ahorrar costos para ofrecer precios bajos. Otra muestra de que no gastan mucho en publicidad es que la página de internet de Tiendas D1 no tiene los teléfonos de sus almacenes, y apenas publica la dirección de estos.

El año pasado, D1 registró ventas por US$1.7 millones, con un crecimiento del 90% respecto al 2012, año en que totalizaron US$0.5 millones.

Rafael España, director económico de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), dice que Tiendas D1 está respondiendo a una necesidad que demandan muchos segmentos de consumidores en Colombia: el precio, más que el confort, la experiencia y el servicio. “Trabajan con bajos márgenes y tratan de colocar mayores volúmenes”.

Los grandes competidores de D1 no se quedan atrás y fortalecen su estrategia de abrir pequeños supermercados en los barrios, y en hacer alianzas con cadenas de tiendas pequeñas para no dejarse quitar la clientela por ese ‘intruso sigiloso’ que llegó a la competencia.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email