Internacionales
Jueves, 14 de Octubre del 2010

Perspectivas de Saxo Bank – T4 2010: Las economías occidentales afrontan un nuevo frente frío

La fuerte temporada de beneficios ha aumentado el optimismo, pero Saxo Bank

cree que la economía estadounidense aún genera dudas.

 


El especialista en negociación e inversión espera unos ingresos

corporativos pobres en el segundo semestre de 2010 y comenzado

2011, y una tasa de desempleo cerca del 10% en el T4.


La evolución de las acciones depende del crecimiento de beneficios

registrado durante los primeros trimestres. Según el Banco, éste

proviene de la expansión de los márgenes, y el crecimiento de las

ventas deberá tomar protagonismo para impulsar la renta variable.


Saxo Bank prevé que el crecimiento se detenga completamente en el

cuarto trimestre. Por desgracia, el riesgo de caída doble es

significativo.


Los beneficios corporativos generaron optimismo. No obstante, los

consumidores y los gobiernos siguen endeudados. Queda mucho por

hacer, y algunas economías están pasándolo peor ahora que antes.


Saxo Bank destaca la inminente desaceleración en China y la

preocupación sobre la deuda soberana. Europa arrastra una economía

privada débil, igual que EE.UU. y Japón, pero además el sector

público deberá afrontar recortes. Contener los déficits es necesario,

pero impactará sobre el PIB a corto plazo.


El decoupling se está viendo reflejado en la debilidad del dólar, el

euro y la libra. Paralelamente, las divisas expuestas a mercados

emergentes vía exportación, como el dólar australiano, el neozelandés

y quizás la corona sueca, han experimentado un buen resultado.


La renta variable está descontando un escenario demasiado optimista

de la economía global. Las ventas podrían ser pobres en 2011, aunque

las compañías podrían recortar aún más costes. Se prevé crecimiento

de beneficios plano o positivo en 2011, en lugar de claramente

negativo. Saxo Bank espera la vuelta a la normalidad a partir de

2012.


El mal tiempo y su impacto sobre los precios de los alimentos seguirá

centrando la atención y provocará diferencias en los diferentes

sectores de materias primas. La situación económica seguirá atrayendo

a compradores de oro y plata, que han dado buenos resultados.


Se prevé que los bancos centrales de EE.UU. la Eurozona y Japón

mantengan los tipos intactos hasta el T2 de 2011.

 

 

 

 

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email