Internacionales
Sábado, 28 de Agosto del 2010

Por robos y productos vencidos, los súper pierden $ 600 millones (Argentina)

Los supermercados argentinos perdieron más de 600 millones de pesos en el último año por problemas de vencimiento de los productos y los robos.

 

 

De acuerdo con un estudio privado realizado entre las principales cadenas del sector, las pérdidas ya representan el 1,6% de la facturación de las empresas del rubro, igualando prácticamente el margen de rentabilidad neta con el que están trabajando los supermercados, que se ubica en torno al 1,5 por ciento.

Los datos sobre el impacto que tuvieron los hurtos y las pérdidas provocadas por artículos vencidos y errores administrativos corresponden a un estudio realizado por la firma Hasar Consultoría que fue presentado ayer en las jornadas de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que finalizarán hoy en el Centro Costa Salguero.

El estudio se realizó con datos aportados por quince cadenas líderes -entre las que figuran Carrefour, Disco, Jumbo, Coto, Walmart y La Anónima- que representan el 76% de la facturación del sector.

Técnicamente se conoce como merma la diferencia de inventarios entre lo que indican los registros contables de una empresa y la realidad. El principal motivo de pérdidas en este campo para los supermercados corresponde a los artículos que figuran en sus stocks pero que no pueden ser comercializados porque ya pasó su fecha de vencimiento.

Un escalón más abajo se ubicaron los errores administrativos, una categoría que incluye desde problemas en el conteo de inventarios hasta los errores de tipeo de los cajeros. Sin embargo, uno de los motivos que siguen provocando mayor desvelo entre los empresarios es el de los hurtos. En el sector los dividen en dos categorías: los hurtos internos y los externos.

Modalidades de robo

Los hurtos externos provocaron en el último año pérdidas para el sector por más de 42 millones de pesos, y las modalidades más utilizadas fueron la sustracción de productos en bolsas y el ocultamiento de mercadería en prendas, bolsos y carteras.

 En el hurto interno la modalidad más utilizada sigue siendo la mercadería que sale del supermercado sin haber sido detectada por una cajera infiel que trabaja en coordinación con un familiar o un amigo. Este tipo de acciones provocó en el último año un perjuicio superior a los $ 20 millones para los supermercados locales.

Del estudio también se desprenden otros datos de interés:

Los locales más chicos son los que sufren mayores niveles de pérdidas por robos, porque tienen sistemas de seguridad menos desarrollados que los de los grandes hipermercados.

Las mermas y pérdidas por robo no son un problema exclusivamente argentino. El índice de pérdidas de los supermercados locales es de 1,6% de la facturación total, en línea con países de la región como México (1,4%), Colombia (1,8%) y Brasil (2,3%).

 

 

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email