Internacionales
Miércoles, 17 de Diciembre del 2014

¿Cuáles son las principales funciones de un Layout?

layout-peru-retail

La compra de productos provenientes de un cierto surtido exige una atmósfera especial. Un layout bien elaborado es capaz de reducir costos.

Un layout bien elaborado tiene varias funciones, entre las que destacan un adecuado manejo del flujo de clientes, medidas preventivas en relación al hurto, apoyo en un eficiente manejo logístico, y por cierto, incidencia en las ventas.

Según diversas investigaciones, la rapidez con la cual un cliente es capaz de encontrar su camino en una tienda, forma uno de los más importantes criterios que deciden el grado de su satisfacción.

A continuación veremos cuáles son las principales funciones de un buen layout en la tienda, minimarket, supermercado o centro comercial:

Flujo de clientes:

Indudablemente, uno de sus roles más importantes, es lograr el flujo ágil de los clientes. Dos factores ayudan a conseguirlo: un routing transparente y espacio suficiente en los pasillos.

En el flujo ágil se esconde un peligro: la velocidad. Si un cliente ya está acostumbrado a seguir su camino en la tienda a cierto ritmo, es muy importante tratar de bajarlo. Hay que hacerlo paso a paso y de manera bien pensada.

Algunas ‘herramientas’ que ayudan a conseguirlo son: un surtido que va a llamar la atención del cliente u ofertas especiales. Un cliente, antes de comprar un producto, necesita un poco de tiempo. La compra de productos provenientes de un cierto surtido exige una atmósfera especial.

Medidas preventivas:

Un layout tiene también una función preventiva, porque una sección o tienda con poca iluminación ofrece oportunidades de hurto.

Algunas recomendaciones son: no colocar la estantería de manera tal que se haga un laberinto, donde sólo predominan la oscuridad y el difícil acceso; ajustar la altura de los estantes; poner los productos más atractivos para los delincuentes cerca de donde trabajan los empleados; de este modo estarán visibles y menos propensos a mermas.

Logística:

Según diversos estudios, precisamente los ‘últimos 50 yards’ forman la parte más relevante con relación a los costos. Aquí el reparto de mercancía es el más alto. Lo mismo vale en cuanto a los costos del personal.

Un layout bien elaborado no es capaz de reducir estos costos, pero sí puede ayudar a mantenerlos mejor controlados. Pasillos más anchos y el ajustar de la estructura del almacén a la de la tienda, son factores importantes que contribuyen a la mejor estructura de los costos.

Otras funciones:

Un planograma bien pensado también tiene otras funciones. Conforme al dicho ‘la primera impresión es la más importante’, es posible que un layout atraiga más clientes o, al contrario, los ahuyente.

Una clasificación lógica de productos le ayuda al cliente en el proceso de compra, mientras un orden no lógico le provoca confusión y el cliente sale descontento de la tienda.

Flexibilidad es la palabra clave en cuanto a la necesidad del espacio disponible, la presentación y el margen en el mercado. La necesidad de flexibilidad depende mucho del tipo de la empresa y del concepto de ventas aplicado por ésta.

Los surtidos varían continuamente y no es fácil seguir estos cambios que vienen y van con la llegada de las estaciones del año.

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas