Internacionales
Lunes, 9 de Febrero del 2015

¿Quién sigue después de RadioShack?

Sears Holdings, Aeropostale y Nueva York & Company, pasan por malas temporadas.

La muerte lenta de RadioShack, un icono de la década de 1980; arroja a la luz, tres reglas básicas en el comercio minorista que los ejecutivos ricamente pagados deben seguir: Evolucionar o morir, no gastar grandes sumas de dinero en proyectos favoritos equivocados y respetar al consumidor que está anhelando tener algo en una caja registradora.

No adherirse consistentemente a estas reglas de combate al por menor, a menudo conduce a ventas y ganancias dispersas, y pierde contra las expectativas de Wall Street y los accionistas que huyen a través del tiempo.

Hay tres minoristas que saltan a la mente a medida que continúan cometiendo tales errores estratégicos atroces: Sears Holdings, Aeropostale, y el primer lugar un vertiginoso Nueva York & Company.

Sears a punto de anunciar malas noticias

Mientras Walmart amplía esferas en sus tiendas dedicadas a verduras, carne y fruta fresca, y Target se prepara para un 19 de abril de lanzamiento, las marcas Sears y Kmart están desapareciendo de los EE.UU.

Un número alarmante de cierre de tiendas se produjo el 2014, con un total de 235 localidades, y un adicional de 200 tiendas están susceptibles a ser cerradas, previo a sus resultados del cuarto trimestre, este mes; en busca de reducir costos de estructura y gastos variables, para preservar la disminución en efectivo.

Pero el anuncio de más cierres de tiendas en las afueras rurales puede pasar a segundo plano, a un aumento efectivo de, ya sea en forma de deuda de alto rendimiento, la venta de activos a gran escala o el arrendamiento de espacio en el interior de sus tiendas de dos niveles, a los distribuidores de fuera.

“En los próximos 6 a 12 meses, tenemos la intención de trabajar con nuestros prestamistas y otros, para evaluar la estructura de capital, con el objetivo de lograr una mayor flexibilidad a largo plazo”, dijo el vicepresidente ejecutivo y director financiero de Sears, Robert A. Schriesheim.

Aeropostale, una temporada de vacaciones fuera

Los años de mala gestión, encabezada por una obsesión con la colocación de logo bulldog de la cadena, en sudaderas de precio barato y camisetas que compran los adolescentes volubles al visitar los minoristas de moda rápida; junto a una aventura mal concebida, en ropa de niños, ha dejado a Aeropostale en una situación financiera desesperada.

En enero, cerró las puertas de 126 ubicaciones de ropa de Aeropostale, y terminó una primera campaña de cierre de tiendas que acabó con 175 lugares el año pasado.

En cuanto a este año, la marca está apuntando a otros 50-75 cierres de tiendas, ya que trata de preservar el efectivo y permanecer abierta sólo los mejores centros comerciales del país.

Sin embargo, el cierre de casi 100 tiendas este año, puede no ser suficiente para salvar Aeropostale este 2015, debido a la evaporación de flujo de efectivo, en medio de profundas pérdidas.

Además, la compañía ya ha buscado un $ 150.000.000 de crédito de la firma de capital privado Sycamore Partners.

La lenta salida de Nueva York & Company

Un contrato de crédito y brillantes nuevas oficinas corporativas en la Ciudad de Nueva York, podrían hacer ver que todo está bien en el minorista de ropa, conocido por su atuendo profesional para mujeres.

Sin embargo, todavía se resisten a reducir sus 500 tiendas (sin dejar de abrir tiendas y puntos de venta), sumidos en una guerra de precios con los minoristas de moda rápida y tratando de lidiar con un cambio en la elección de gustos para las mujeres.

Todo esto se refleja en los estados financieros. En las ventas en tiendas comparables para los nueve meses, finalizados el 01 de noviembre 2014, disminuyeron un 1,1%, en comparación con un aumento del 1,0% del año anterior.

La pérdida operativa de Nueva York & Company, se duplica año tras año a 9.200.000 dólares, y aunque no está en riesgo de muerte inminente, su modelo de negocio ahora viciado, es probable que conduzca a un lento desangre en términos de rendimiento de las ventas, márgenes y flujo de efectivo. Asemejándose más a un RadioShack, que se declaró en bancarrota.

Esta noticia es auspiciada por:

[post-views]
Suscríbete al boletín y recibe el mejor contenido en tu correo.

Benchmark Email
Etiquetas